Ante un mercado dividido respecto a cuándo sería el primer movimiento, el Banco Central de Chile informó ayer jueves que acordó aumentar en 25 puntos base la Tasa de Política Monetaria (TPM) para ubicarla en 0.75%, decisión que fue adoptada por la unanimidad de los consejeros.

Este es el primer movimiento alcista en el interés rector desde enero del 2019, cuando la entidad la reajustó en 25 puntos para llevarla al 3 por ciento. En su fundamentación, el Consejo señaló que estima que el conjunto de antecedentes conforma una trayectoria de la economía "similar" a la prevista en el escenario base del Informe de Política Monetaria (IPoM) de junio.

"Así, la brecha de actividad continuará cerrándose rápidamente, de la mano de un alto impulso fiscal y un fuerte dinamismo del consumo. Esto genera las condiciones para una reducción del impulso monetario, que se expresa en un incremento de la TPM en 25pb en esta reunión", manifestaron las autoridades.

En términos de la actividad, el emisor consignó que la economía chilena creció un 18.1% en mayo, cifra superior a lo esperado y que implicó recuperar el nivel de producción anterior a la pandemia.

"En este contexto, las perspectivas privadas de crecimiento para el año han seguido mejorando, alcanzando un 8% en la Encuesta de Expectativas Económicas de julio", señalaron los consejeros.

Al igual que en oportunidades anteriores, el banco señaló que el mercado laboral continúa desarrollándose en medio de "fuerzas contrapuestas".

Sin mayor sorpresa recibió el mercado el aumento de la TPM, pero no por eso la expectativa sobre lo que pasará en el resto de las reuniones de este año fue punto de consenso entre los expertos. El equipo de Economía y Estrategia de BICE Inversiones prevé que el instituto emisor seguirá subiendo la TPM durante los próximos meses de manera gradual, y "donde en el horizonte de política de dos años, aún se ubicaría bajo el nivel neutral". Así, prevén que este 2021 la tasa concluiría en un nivel cercano al 1.25%, mientras que en 2022 en torno al 2.5 por ciento.

El economista jefe de Fynsa, Nathan Pincheira, proyecta más movimientos en lo que resta del año. "Lo más probable es que continúen las alzas de 25 puntos base en las reuniones de fin de agosto, octubre y diciembre", planteó. El economista jefe de STF Capital, Sergio Godoy, espera alzas graduales del tipo rector en las próximas reuniones de política monetaria, con pausas incluidas a partir de 2022 para llegar a 2.75%-3% en dos años.