La baja del precio del petróleo significa una "oportunidad de oro" para las economías de los países asiáticos en desarrollo, que en su mayoría importan crudo, indicó el Banco Asiático de Desarrollo (BAD).

Por lo pronto, el descenso en las cotizaciones que inició a mediados de año, ha hecho que se revisen a la baja las previsiones inflacionarias, informó el BAD en una actualización de sus pronósticos para este año.

A nivel regional, se esperaba que los precios crecieran 3.4% este año, pero el nuevo pronóstico es de 3.2%, mientras para 2015 se espera 3.5% desde el 3.7% previo.

La baja del crudo es una oportunidad de oro para importadores como Indonesia o India, que la pueden aprovechar para reformar sus programas que subsidian los energéticos, dijo el jefe de economistas de la institución, Shang-Jin Wei.

Las naciones que sean exportadoras de petróleo, agregó, pueden aprovechar esta etapa para desarrollar sus sectores manufactureros gracias a los bajos precios de las materias primas y aprovechar sus tasas cambiarias que son más competitivas, precisó.

En la actualización de su reporte de septiembre, la institución precisó que en el segundo semestre del año la región pasa por un momento de aletargamiento, pese al cual se espera que crezca 6.1% en 2014, una décima menos que en la previsión previa.

Esa cifra repetiría la que se registró en 2013, mientras que para 2015 el pronóstico es de 6.2%, dos décimas menos que en la perspectiva de septiembre.

El BAD también indicó que para las economías industriales (Estados Unidos, Unión Europea y Japón) prevé un avance de 1.4% este año, una décima menos que en su análisis de hace tres meses, aunque adelantó un salto a 2.1% en 2015.

Para China se vislumbra que continúe con su crecimiento moderado en el último trimestre del año pues sigue la corrección de su mercado de bienes raíces que afectará a sectores relacionados como el de la construcción.

El BAD señaló que espera un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) chino de 7.4% este año y de 7.2% en 2015.

De India también redujo sus estimaciones de crecimiento, que ubicó en 5.5% para el año fiscal 2014 que concluye en marzo venidero.

Si India quiere alcanzar el pronóstico de crecimiento de 6.3% para el año fiscal 2015, debe extender el esfuerzo mostrado al eliminar el subsidio al diesel y continuar con las reformas, precisó la institución.

erp