El Senado estadounidense formalmente levantó sesiones en la tarde del martes, lo cual podría complicar aún más el destino de un proyecto de ley que aprobó para evitar 600,000 millones de dólares en alzas de impuestos y recortes de gastos conocido como el "abismo fiscal".

El líder de la mayoría demócrata, Harry Reid, levantó el Senado, que horas antes aprobó la legislación que eleva el impuesto a los ingresos por encima de 400,000 dólares anuales y otros cambios para evitar que el país caiga en el abismo.

La Cámara de Representantes estaba reunida el martes para decidir si aprueba el proyecto de ley o le hace cambios. Ellos están amenazando con enviar el proyecto de vuelta al Senado con cambios requeridos.

Pero si la Cámara de Representantes de Estados Unidos hace cambios al proyecto aprobado por el Senado que busca evitar el "abismo fiscal", el Senado no aceptará esa legislación, dijo el martes un asesor demócrata del Senado.

Los republicanos en la Cámara de Representantes, que no se mostraron satisfechos con la eliminación de recortes de gastos en el proyecto, están considerando enmiendas a la medida aprobada por el Senado.

"Nosotros no aceptaremos el proyecto de la Cámara si ellos cambian el acuerdo bipartidista alcanzado en el Senado", afirmó el asesor que pidió no ser identificado.

JSO