Al meterse en el estadio Cuscatlán, la selección mexicana también se metió en el estilo de juego de la selección de El Salvador y encaró una de sus batallas más duras de la eliminatoria mundialista rumbo a Qatar 2022.

Aunque el marcador final fue 2-0 en favor del Tri, la tranquilidad llegó hasta el minuto 92 por un penal anotado por Raúl Jiménez, quien cortó así una racha de casi 11 meses sin marcar con la playera de la selección (su último había sido el 17 de noviembre de 2020). Antes de eso, el Tri se vio enfrascado en una batalla más física que futbolística que le dejó un saldo de dos bajas.

La primera merma del Tri se dio a los 20 minutos, cuando el delantero juvenil, Alexis Vega, tuvo que salir por una lesión en su tobillo izquierdo. El atacante de las Chivas había sufrido también una lesión en su tobillo, pero en el derecho, en la fecha FIFA de septiembre en su visita a Panamá y ahora se resintió tras una serie de contactos con la defensa salvadoreña.

La hostilidad centroamericana se hizo sentir desde los primeros instantes, pues incluso antes de la lesión de Vega, al minuto 10, Néstor Araujo tuvo que salir unos instantes para recibir un vendaje especial en el hombro izquierdo. En las tribunas, la afición cuscatleca abucheaba a México y le lanzaba botellas de plástico y cervezas a sus jugadores.

Ya en el campo, los salvadoreños también se hicieron sentir con más fuerza que técnica, pues saltaron al campo desesperados por salir del sexto lugar del Octagonal de Concacaf. La presión para ellos aumentó al minuto 30, cuando Héctor Moreno marcó el primer tanto mexicano y su tercero personal de manera consecutiva en sus visitas a El Salvador.

El Salvador se derrumbó al minuto 48 con la expulsión de su defensa, Mario Jacobo, y cedió la posesión a México, aunque tampoco hubo insistencia del lado tricolor. Las cosas se emparejaron cuando al 67’, el defensor del Celta de Vigo, Néstor Araujo, se provocó una doble amonestación en una zona sin mayor riesgo al borde de la media cancha.

Así, el partido terminó sus últimos 25 minutos con un duelo de 10 contra 10 en el que el pundonor, la garra y la resistencia física fueron la principal bandera de los equipos. Raúl Jiménez, Héctor Moreno e Hirving Lozano fueron amonestados, mientras que la expulsión de Araujo significó la primera roja en los 42 partidos dirigidos por Gerardo Martino.

Aunque el duelo estaba parejo en cantidad de elementos, El Salvador no registró un solo tiro al arco en esos últimos 25 minutos y, por el contrario, durante una escapada de Raúl Jiménez entre tres defensas, provocó un penal. Esa fue la estocada final que le dio a México su noveno triunfo consecutivo contra esta selección centroamericana.

De esta forma, Martino ostenta un 79% de efectividad en sus 42 juegos al frente del Tri y, lo más importante para él, el liderato e invicto del Octagonal de Concacaf rumbo a la Copa del Mundo, despegando con 14 puntos.

La fecha FIFA de noviembre será clave para encaminar al Tri al Mundial o complicarse, ya que tendrá que visitar a Estados Unidos y Canadá, quienes terminaron la jornada de octubre en segundo y tercer lugar con apenas tres y cuatro puntos de diferencia con México, respectivamente.