Tigres sigue de fiesta. El actual campeón del futbol mexicano se llevó la noche en la que se reconoció a lo mejor del futbol nacional con la entrega del Balón de Oro. Con nueve trofeos, los dirigidos por Ricardo Ferretti arrasaron en el evento en el que el resto de los clubes atinó a sólo mirar cómo los felinos acaparaban los premios luego de una gran campaña que significó el tercer título para la institución.

El éxito del cuadro norteño vino desde el arco con Enrique Palos, guardameta que destacó al llevar a su equipo a colocarse como la mejor ofensiva, con apenas 14 anotaciones permitidas. Pero el guardameta no fue el único de la zona baja de Tigres que recibió su Balón de Oro, porque Hugo Ayala se llevó el reconocimiento como defensa central, mientras que Jorge Torres Nilo se impuso a su compañero Israel Jiménez y a Iván Estrada como el mejor lateral.

Fue en la media cancha, en la zona de recuperación, donde los campeones no pudieron imponerse, porque los técnicos y capitanes de los 18 clubes de la Primera División votaron por Juan Pablo Rodríguez, elemento de Santos Laguna, subcampeón del Apertura 2011.

Lucas Lobos, mejor medio ofensivo y mejor jugador de la Liga

Pero los pupilos del Tuca Ferretti­ recuperaron el paso y, a la hora de la votación para elegir al mejor medio ofensivo, se llevaron un Balón de Oro más en la persona de Lucas Lobos, capitán del equipo que se impuso a Edgar Andrade y a Marco Fabián.

También en el ataque fue donde los jugadores felinos no pudieron ante el subcampeón, ya que Oribe Peralta se llevó el reconocimiento, superando a Carlos Bueno y al líder de goleo del certamen, Iván Alonso, quien se llevó también un trofeo por ser el rompe redes más efectivo con 11 goles.

Tigres también levantó la mano en el momento más importante, cuando se eligió al mejor jugador del torneo, distinción que ganó Lucas Lobos. Además, los universitarios se llevaron los Balón de Oro para el mejor entrenador, con Ricardo Ferretti, el de Fair Play y al mejor preparador físico en la humanidad de Guillermo Orta.

Para finalizar el evento fue reconocido Tigres con el trofeo al campeón del futbol mexicano.

En otras ternas, Joe Corona, jugador de Tijuana, se impuso como el mejor novato, Roberto García Orozco fue el más votado en la terna de los árbitros centrales, mientras que Juan Joel Rangel se llevó a casa el Balón de Oro que lo acreditó como el juez asistente más destacado.

[email protected]