Viene de Júpiter, desde ahí tenemos que entender que Tiger Woods es un tipo especial.

¿Alguien que venga de Júpiter podría ser normal?

Nació en Florida, Estados Unidos, y de algo podemos estar seguros: hace años que tiene la vida resuelta, hace muchísimos. Ahora tiene tres líneas de negocio y su carrera como golfista. Él es una empresa.

Pese a estar cinco años sin ganar un torneo, cuatro veces en el quirófano para lidiar con un problema en la espalda, el escándalo de su divorcio, el golfista estadounidense tiene actualmente una fortuna de 700 millones de dólares de acuerdo con información de Forbes y la revista Fortune.

¿Le afectó su mal momento deportivo y personal a sus ingresos? Quizás un poco, porque en el 2009 ya había ingresado 1,000 millones de dólares en sus cuentas bancarias y ahora “sólo” tiene 700. Aquel año la agencia AFP lo reportaba así: “El golfista estadounidense Tiger Woods, de 33 años, es el primer deportista en superar la barrera de los 1,000 millones de dólares en ganancias en su carrera”.

Entre el 2002 y 2012 fue el atleta mejor pagado del mundo, ahora ya no lo es, pero sus patrocinadores son todavía su mayor fuente de ingresos pese a que a nivel deportivo no estaba en su mejor momento.

La última lista de millonarios deportivos elaborada por Forbes documentaba que Tiger tiene ingresos anuales por 42 millones de dólares de sus sponsors y 1.5 de lo que hizo en el green.

Pero al menos esta temporada en la Gira de la PGA ya supera los 5 millones de dólares, el pasado domingo ganó su primer torneo y de paso ha sido protagonista ya en varias competencias en lo que va del año.

Upper Deck, TaylorMade, Monster Energy, Bridgestone, Hero Motocorp, Nike y Rolex son sus patrocinadores.

Además su nombre y trayectoria le han permitido tener tres líneas de negocio:

1.- TGR Live: Su línea de asistencia a eventos, clínicas premier, además de su torneo Tiger Woods Invitational, Hero World Challenge, Genesis Open y Tiger Jam.

2.- TGR Design: La creación y diseños de campo de golf, además de la organización de nueve cursos para campos.

3.- The Woods Jupiter: Un restaurante.

En el 2002, el golfista ganaba 59 millones de dólares, para el 2018, con todo y sus crisis y problemas tiene 700 millones. Una cifra nada despreciable después de cinco años de pesadilla.

Nike está al día

Nike convirtió la hazaña de Tiger Woods en el Tour Championship en una excelente celebración. La marca encendió sus redes sociales para enaltecer los sentimientos del regreso del estadounidense a los nombres de los campeones. La marca permaneció con Woods en sus años más difíciles y otras como Gatorade, de PepsiCo, terminaron relaciones con él. Como magia, las acciones de Nike cambiaron el lunes en las operaciones previas al mercado 0.4% a 85.25 pesos. El tren del poder mediático de su título HOY fue benéfico también para marcas como Bridgestone Golf, que firmó Woods en el 2016, ellos publicaron un video de homenaje en redes sociales. Y en su carrera se pueden mencionar otras marcas de primer nivel com Monster Energy, TaylorMade y Upper Deck.

“Estados Unidos ama las historias de regreso. Tiger ha soportado tantas dificultades y los fanáticos y patrocinadores están listos para abrazarlo nuevamente “, opinó Rick French, CEO de la firma de relaciones públicas French/West/Vaughan.

El triunfo del Woods Tour Championship impactó además en la cobertura que hizo del evento la NBC, que reportó un aumento de 187% en comparación con el año pasado.

“El mundo todavía se preocupa por los resultados de Tiger, impulsado por este triunfo en un estilo increíble después de estar fuera tanto tiempo, después de las lesiones y el drama. La exageración es una locura, pero, ¿a quién no le gusta una buena historia de regreso?, incluidas las marcas que aprovecharán la oportunidad”, dijo Tamara Jacobs, vicepresidente senior de Ketchum Sports & Entertainment.