Las redes sociales en las manos de los deportistas se convierten en más que entretenimiento: son un escaparate comercial e ideológico. De acuerdo a un estudio de la asociación de jugadores de la NFL (NFLPA), Patrick Mahomes fue el futbolista con mayor engagement en redes sociales en el periodo comprendido entre el 1 de junio de 2020 y el 3 de enero de 2021.

En dicho lapso, el atleta publicitó a más de una docena de marcas que pagaron entre 5,500 y 18,000 dólares (dependiendo de la red social, entre Instagram, Twitter y Facebook) por aparecer en alguna de sus cuentas.

El listado de NFLPA dio a conocer a los jugadores con mayor engagement, tasa de crecimiento y consistencia de la actividad en Facebook, Instagram y Twitter, con el fin de proporcionar a sus socios comerciales información valiosa sobre el potencial de la actividad de las redes sociales que influyen en sus campañas de marketing.

Odell Beckham Jr., receptor abierto de los Cleveland Browns, es el tercer jugador que mayor engagement generó en la temporada regular pese a que fue baja del equipo desde la semana 7 al sufrir una lesión de ligamento cruzado anterior. Beckham Jr. es el jugador de la NFL con la mayor cantidad de seguidores en Instagram con 14.3 millones, sin embargo, la funcionalidad de las redes sociales no se detiene en el número de seguidores.

“Estás compitiendo contra las publicaciones que aparecen arriba y abajo de la tuya en el feed y asegurarte de que cuando la gente vea la tuya, tu nombre, tu foto de perfil y el contenido que compartes, se tomen el tiempo para interactuar con él y esa es la métrica que enseñamos a utilizar a equipos, atletas, patrocinadores y publicistas”, señaló a Sports Business Blake Lawrewnce, Co-Founder & CEO de la compañía Opendorse.

En marzo de 2019, Ishveen Anand, CEO de OpenSponsorship, explicó a Crain’s Cleveland Business que cerca del 40% de los seguidores de Beckham Jr. era de fuera de Estados Unidos y su porcentaje de engagement era de 4.48%; en comparación, Baker Mayfield, quarterback de los Browns, al tener una cantidad menor de seguidores, promedia un porcentaje de engagement de 12% y su cuenta de Instagram es mayormente seguida por un público estadounidense: el 60% son hombres de 18 a 24 años. Para una marca enfocada en el hombre millenial, Mayfield es una mejor opción.

Además de sus socios patrocinadores, los atletas utilizan cada vez más sus plataformas sociales para promover sus propios negocios. Patrick Mahomes, su tienda oficial 2PM; Russel Willson, una serie de compañías y productos creados por él; Odell Beckham Jr. promociona Brand(x), una marca de suplementos naturales; Tom Brady, los productos de su método de entrenamiento TB12; y Juju Smith-Schuster, Team Diverge, una empresa de videojuegos.

También ha servido para exponer posturas políticas, ideológicas y religiosas. El 2020, sobre todo, estuvo marcado por el movimiento Black Live Matters y la promoción del voto en Estados Unidos. Si bien la comunicación de temas relevantes para la sociedad entre compañeros en el vestuario siempre ha estado presente, Calais Campbel, defensive end de los Ravens expresó:

“Las redes sociales están asumiendo un papel para dar a los jugadores una voz para ser realmente escuchados. En general, creo que las redes sociales les han dado a los jugadores la oportunidad de comunicarse directamente con la base de fans y ser escuchados sobre temas que realmente impacten en ellos”.

fernanda.vazquez@eleconomista.mx