Cruz Azul y América confirmaron el regreso del público para sus partidos de local durante la liguilla del Guardianes 2021, lo que generaría una derrama económica acumulada de 10.6 millones de pesos solo por concepto de taquilla, un ingreso del que ambos clubes han estado privados desde marzo de 2020.

La noticia fue revelada este martes, apenas un día después de que la Ciudad de México entró al color amarillo del semáforo epidemiólogo del covid-19. Los clubes, con el aval de la Liga MX y de la Secretaría de Salud local, permitirán el ingreso de 20,268 aficionados para cada partido.

Esta cifra corresponde al 25% de aforo que permitirá el estadio Azteca. Cruz Azul enfrentará a Toluca el sábado a las 20:00 horas y América recibirá a Pachuca el domingo en el mismo horario. Sumando ambos cotejos, un total de 40,536 aficionados se habrán dado cita en el inmueble.

Tanto la directiva cementera como la azulcrema anunciaron que sus abonados de la temporada 2019-20 tendrán preferencia para ingresar a los partidos, es decir, sin pagar un boleto. De acuerdo con reportes de ESPN y Goal, Cruz Azul planea vender solo 8,000 de los 20,268 disponibles, lo que representa el 40% de la afluencia.

En América la situación es similar. El mismo día que se informó el reingreso, el club dio a conocer el precio de sus boletos, que oscila entre los 250 y 500 pesos, con un valor promedio de 375 pesos.

Si cada boleto se cotiza en ese precio y tanto Cruz Azul como América venden 8,000 entradas, cada club estará ingresando tres millones de pesos por concepto de taquilla, generando una derrama de seis millones entre los dos.

Sin embargo, hasta el 11 de mayo, Cruz Azul no ha hecho oficial el precio de sus boletos y tampoco ninguno de los dos clubes capitalinos ha confirmado que, efectivamente, dejará 8,000 boletos en venta libre.

Han pasado 430 días (un año y dos meses) desde la última vez que el estadio Azteca recibió público, en el duelo entre América y Atlanta United por la Concachampions 2019-20 (el 11 de marzo del año pasado).

Desde entonces, Cruz Azul y América han jugado 19 partidos cada uno en dicho estadio (contando Liga MX y Concachampions), un total de 38 juegos en los que han perdido el ingreso por taquilla, pues a pesar de que plazas como Mazatlán y Aguascalientes abrieron sus aforos desde octubre, la Ciudad de México lo hace por primera vez en pandemia.

La otra ciudad que reabre al público en esta liguilla es Toluca, ya que también el Estado de México pasó a semáforo amarillo. El estadio Nemesio Diez recibirá un máximo de 6,436 aficionados contra Cruz Azul en la ida de los cuartos de final, que corresponden al 25% de su capacidad.

Los precios para este partido oscilan entre los 300 y 2,000 pesos, por lo que el precio promedio es de 1,150. Aquí también los abonados tendrán preferencia, sin embargo, ellos sí deberán comprar su entrada, por lo que generarán un ingreso de 7.4 millones de pesos por concepto de taquilla para los Diablos Rojos.

deportes@eleconomista.mx