Pumas tiene el plantel más valioso de sus últimos cinco torneos, con una cotización que llega a 35.2 millones de dólares, siendo parte importante en el incremento los cinco refuerzos extranjeros, ya que juntos aportan 43.4% de la valoración total del equipo, es decir, unos 15.3 millones.

El paraguayo Juan Iturbe es uno de ellos. Hace cuatro años fue el fichaje más costoso de AS Roma, cuando fue considerado por los cazatalentos europeos como una de las promesas más importantes del futbol sudamericano.

Había seguido el paso ideal de todo joven maravilla, inició su camino en una liga emergente de Europa (Portugal) y después de un par de años el equipo romano pagó 28 millones de dólares.

Aunque Juan Iturbe es el futbolista con mayor valor de Pumas, viene precedido de devaluaciones que han significado perder cada año 4.6 millones de dólares en su cotización desde su punto máximo de valor, hace cuatro años.

Iturbe, con 25 años y valor de 4.6 millones de dólares, es el futbolista más valioso de los Pumas en los últimos cinco años, desde que se analiza la cotización de los jugadores de futbol.

Es el mismo valor que Nicolás Castillo alcanzó jugando con los Universitarios, cuando en abril de este mismo año el sitio especializado en finanzas deportivas, Transfermarkt, le otorgó una cotización de 4.6 millones de dólares, aunque el delantero chileno dejó al equipo antes de iniciar este torneo por ser fichado por el Benfica.

Víctor Malcorra (3.5 millones de dólares), Felipe Mora (2.9) y Martín Rodríguez (2.6) llegaron como refuerzos a Pumas para el Apertura 2018 y se colocaron como cuatro de los cinco jugadores del plantel más valiosos.

El chileno Marcelo Díaz (2.9) es quien completa la lista de los cinco mejor cotizados del equipo; además, cumplió un año desde que llegó al equipo de la UNAM.

El quinto refuerzo extranjero de los Universitario es el paraguayo Carlos González, con un valor de 1.7 millones de dólares.

En los últimos cinco torneos, Pumas realizó fichajes de jugadores que no superaban 2.9 millones de dólares de valor, como Castillo que representó el futbolista más valioso que había llegado al equipo.

Sin embargo, ahora los jugadores que llegaron poseen un mayor estatus, como el chileno Felipe Mora que anotó 12 goles el último año con Cruz Azul, equipo que pagó 4.3 millones de dólares por su traspaso desde la Universidad de Chile.

Es el mismo caso de Martín Rodríguez, que al no entrar en planes de Cruz Azul que invirtió 3.6 millones de dólares, pues sólo un año después lo vendió a Pumas, en donde se ubica como el tercer jugador más valioso del equipo.

El proceso de revalorización de la plantilla de Pumas también fue provocado por el aumento en la cotización de nueve jugadores que ya estaban en el plantel y que se han consolidado con el equipo, como los casos de Alfredo Saldívar y David Cabrera (aumentó 230,000 dólares en el último año); Luis Quintana (duplicó su valor hasta 1.2 millones de dólares).

Así como los canteranos a los que no se les había asignado valor, pero que ahora ya figuran con cotizaciones, como Andrés Iniestra (400,000 dólares), Alan Acosta (600,000 dólares), Bryan Lozano (500,000 dólares).

A los refuerzos de Pumas, los respalda el valor del mercado, pero falta que lo hagan valer dentro de la cancha.

[email protected]