Ya hay día para gritar playball. Después de un retraso de cuatro meses como resultado de la pandemia, la temporada de MLB 2020 comenzará el 23 de julio, a medida que los Yankees de Nueva York y los Nacionales de Washington pongan las cosas en marcha.

Ese no será el único juego ese día, ya que los Dodgers de Los Ángeles y los Gigantes de San Francisco también abrirán temporada. Los otros 26 equipos iniciarán campaña el 24 de julio y ESPN se encargará de todas las transmisiones.

Las cosas serán muy diferentes en la liga. La temporada será de solo 60 juegos. El comisionado de la MLB, Rob Manfred, estableció la cifra después de que las negociaciones entre jugadores y propietarios fracasaran en la temporada baja.

En un intento por limitar los viajes, los equipos jugarán su calendario en función de oponentes regionales. Sin embargo, las divisiones no cambiarán. Un equipo jugará 40 juegos en su división y 20 juegos interliga contra la misma división en la otra liga. Por ejemplo, los Chicago Cubs jugarán 40 juegos contra oponentes de la División Central de la Liga Nacional y 20 contra equipos de la Central de la Americana. Este calendario creará escenarios interesantes, como los Yankees jugando contra los Orioles de Baltimore, los Marlins de Miami y los Azulejos de Toronto en seis de sus últimas siete series.

MLB tiene la intención de jugar los 60, pero una temporada en 2020 está lejos de ser una certeza. La liga ya anunció (hasta el lunes) al menos 38 pruebas positivas de coronavirus mientras los jugadores se preparan en los campamentos. Estrellas como Freddie Freeman, Joey Gallo, Salvador Pérez y Miguel Sanó arrojaron positivo por el virus. Otros, como David Price y Nick Markakis, optaron por salir de la temporada por problemas de salud.

La liga también ha tenido problemas para suministrar pruebas a los equipos y obtener resultados. Varios clubes cancelaron los entrenamientos después de que los jugadores no recibieron los resultados de las pruebas durante el fin de semana. La liga emitió un comunicado, diciendo que “no espera una recurrencia” de esos problemas.

Los jugadores deben ser evaluados varias veces por semana, pero la estrella de los Cubs, Kris Bryant, dijo que fue examinado el martes pasado y luego no hasta el domingo.

Mike Trout, el vigente MVP expresó sus dudas, citando a su esposa embarazada en agosto, y luego fue visto en el campo practicando con una máscara. Si el beisbol no puede convencer a su mejor jugador, que es lo suficientemente seguro, eso parece un problema.

Sin Juego de Estrellas, por primera vez

El Dodger Stadium tendrá que esperar al 2022 para albergar el All Star Game. Los Dodgers de Los Ángeles  estaban agendados como anfitriones el 14 de julio antes de que la pandemia interrumpiera el inicio de la temporada.

“Una vez que quedó claro que no podremos celebrar las festividades del Juego de Estrellas de este año, quisimos premiar a los Dodgers con el próximo Juego de Estrellas disponible, que es 2022”, dijo el comisionado de MLB, Rob Manfred.

“Quiero agradecer a la organización Dodgers y a la Ciudad de Los Ángeles por ser socios colaborativos en las primeras etapas de la preparación del Juego y por ser pacientes y comprensivos al navegar la incertidumbre creada por la pandemia”, agregó.

Las renovaciones del estadio llegaron a un costo estimado de 100 millones de dólares. Se instalaron nuevas rampas y ascensores para que el estadio fluya más fácilmente. Se estableció un nuevo sistema de sonido, se construyó la plaza del jardín central y se instaló una barra de asientos justo más allá de la cerca del jardín. En el jardín derecho, entre las señales que se alzaban sobre las gradas, estaba el logotipo oficial del Juego de Estrellas. El letrero llegó justo cuando empezó a ser obvio que la pandemia mantendría a los fans alejados de los juegos este verano y evitaría que los Dodgers recibieran el Juego de las Estrellas de este año.

[email protected]