Marlins de Miami anunció la suspensión de su mánager Ozzie Guillén por cinco partidos, tras el escándalo desatado después de que el venezolano dijo a la edición on line de Time Amo a Fidel Castro .

Guillén, por su parte, dijo que se siente arrepentido y avergonzado , y se disculpó por haber herido sustancialmente no sólo a la comunidad cubana de Miami sino también a la latinoamericana.

Siento que sí he traicionado a un pueblo latino. Estoy aquí para pedir disculpa con el corazón en la mano , expresó Guillén en una rueda de prensa que ofreció minutos después de que Marlins anunció su castigo.

Sentado detrás de un escritorio frente a una multitud de periodistas, aseguró que sus declaraciones sobre el expresidente cubano fue-ron mal traducidas.

Fue un error personal de la cosa que yo tenía en mi mente y lo que dije , explicó Guillén en un intento por puntualizar sus declaraciones sobre Castro. Lo que quería decir en español lo dije mal en inglés , expresó el venezolano en busca de calmar el escándalo provocado en la comunidad de exiliados anticastristas de Miami, la más numerosa del mundo.

Arguyó que quiso decir que una persona que ha hecho tanto daño en el mundo aún está vivo .

No lo admiro. Una persona que ha hecho tanto daño no tengo por qué admirar , manifestó Guillén al ser preguntado sobre sus declaraciones acerca de Castro.

Guillén, quien en el pasado se ha reunido con el líder venezolano Hugo Chávez, le dijo a la revista Time que adora a Castro y lo respeta por mantenerse en el poder por tanto tiempo.

Al menos dos funcionarios locales manifestaron que Guillén debería renunciar a su cargo, mientras que unas 100 personas protestaban en contra de Guillén a las afueras del estadio de los Marlins en la Pequeña Habana.

El presidente del equipo, David Samson, afirmó que no pensaron en despedir al venezolano ni en pedirle la renuncia.

Le creemos , expresó Samson. Creemos en su disculpa. Creemos que todos se merecen una segunda oportunidad .

Guillén dejó a su equipo en Filadelfia y voló a Miami para ofrecer disculpas el martes en el nuevo estadio del club.

El equipo, en tanto, anunció la sanción a través de un comunicado. La suspensión tiene efecto inmediato de cinco partidos y Guillén no recibirá su salario mientras dure, indicaron los directivos de Marlins.

BVC