Acostumbrados a ver grandes salarios en las ligas profesionales de Estados Unidos, durante la postemporada los ingresos suelen ser menos atractivos, pero implican distintas percepciones según el atleta que recibe las bonificaciones.

Entre la MLB, la NFL y la NBA, es la primera la que tiene la mayor bolsa a repartir entre los jugadores que disputan los playoffs. Su bolsa, que varía con los años según los boletos vendidos, para el 2019 fue de 80.86 millones de dólares. La cifra se conforma después de la postemporada con el 50% de los boletos vendidos para los dos juegos de comodín, el 60% de los ingresos por entrada de los primeros tres juegos de cada una de las cuatro series divisionales, así como el 60% de los primeros cuatro duelos de las dos series de campeonato y también el 60% de los cuatro primeros encuentros de la Serie Mundial. El resto  de los ingresos por este concepto va para los dueños de los equipos.

En la última postemporada se reunieron casi 81 millones que se distribuyeron con el 36% para el equipo campeón, 24% para el subcampeón, 12% para cada equipo eliminado en las series de campeonato, 13% para todos los clubes que se quedaron las series divisionales y 3% para los dos equipos que perdieron los juegos de comodines.

Después, los montos se dividen entre los jugadores, pero cada equipo decide cuántos integrantes serán incluidos en la distribución. Por ejemplo, para los nacionales cada jugador se llevó 382,358 dólares; en los Astros tocaron 256,030 para cada uno; mientras que en los Yankees se llevaron 114,367, para los Cardenales fueron 144,024, pese a que ambos clubes quedaron eliminados en la misma ronda.

Asimismo, la NBA fue la que repartió más ganancias por jugador campeón en los últimos playoffs, a pesar de que entre las tres ligas es la que contó con una bolsa económica de premios menor: 21.67 millones de dólares.

Para cada basquetbolista de los Raptors, el campeón, fueron 345,555 sólo por jugar la postemporada. Si se le suma el bono por terminar con el segundo mejor récord de su conferencia, la cifra asciende a 374,734. Los subcampeones Warriors se repartieron 295,687 dólares cada integrante. En el caso de la NBA, los rósteres de los equipos son menores respecto a la MLB (25) y la NFL (53), con 15 miembros, por eso resulta mayor el bono, aunque la bolsa económica sea menor.

La NFL repartió alrededor de 47 millones en la postemporada recién concluida con el campeonato de los Chiefs. La cantidad máxima que se llevaría un jugador durante los últimos playoffs eran 242,000 dólares, siempre y cuando perteneciera a un equipo campeón divisional que jugara la ronda de comodines. Pero como no fue el caso, los campeones se embolsaron 211,000 dólares, ya que no recibieron los 31,000 correspondientes a la primera ronda de enero. Para los subcampeones 49ers, cada jugador se llevó 149,000 dólares por sus resultados.

¿Qué tanto representan los bonos para los jugadores?

Esto dependerá de la liga y del sueldo del jugador. Según el sitio especializado Spotrac, Frank Clark, defensivo de los Chiefs, tiene un salario promedio de 20.8 millones de dólares, por lo que los 211,000 dólares que acumuló en la postemporada significan 1.04% de su sueldo anual. Por el contrario, Charvarius Ward ganó 570,000 y lo obtenido por los playoffs es 37.02% de su salario.

Para los Raptors, los vigentes monarcas de la NBA, que se llevaron 374,734 dólares, representó 1.21% del salario base de Kyle Lowry, el mejor pagado la temporada anterior con 31 millones, mientras que para Eric Moreland fue más que su salario de 17,706; por los playoffs ganó 21 veces más que su ingreso por la temporada, donde sólo jugó cuatro partidos y fue quien menor pago recibió del equipo.

En la MLB, Stephen Strasburg ganó 35 millones la última campaña con los Nacionales y los 382,358 obtenidos por bonos de postemporada son 1.9% de su sueldo. Para los jugadores campeones que ganaron el salario mínimo (555,000), la bonificación por el título representó 68.89% de su ingreso en la campaña anterior.

Todos los deportistas son campeones, pero para unos resulta económicamente importante levantar el campeonato por el dinero extra que representa jugar los playoffs y ganar la liga.

[email protected]