La NFL ha sido por años la liga deportiva profesional que más ingresos genera a nivel mundial. De acuerdo con el Chicago Tribune, durante la temporada 2018 ingresó cerca de los 15,000  millones, casi 5, 000 más que la segunda liga, la MLB.

También es la mejor liga a nivel mundial en promedio de asistencia a sus estadios: 67,405. Cuando se estrenen en el 2020 el SoFi Stadium de Los Ángeles y el Allegiant Stadium de Las Vegas, a donde se mudarán, al primero, los Chargers y los Rams y, al segundo, los Raiders, todos los inmuebles estarán por encima de los 61,000 asientos. Esta capacidad de los estadios, mayor que en otros deportes, y lo reducido del calendario (16 juegos por equipo), ayuda a la liga a lograr ese alto promedio.

En el 2018, en el gasto medio para asistir a un estadio de la NFL, MLB, NHL y NBA —incluyendo boleto, comida, bebida y estacionamiento—, 9 de los 10 inmuebles más caros pertenecían a la NFL. Pero la liga de futbol americano no se destaca en el salario promedio que reciben sus jugadores. El sueldo medio por jugador es de 2.9 millones de dólares, lejos de los 7.8 de la NBA, por debajo de los 4.5 de la MLB y casi lo mismo que la NHL (2.8).

Hay varias razones para esto. La primera es la cantidad de jugadores. La liga tiene el roster más grande entre las principales competencias estadounidenses: 53 integrantes. La que más se acerca es MLB con 40, pero sólo 25 activos en Grandes Ligas y después la MLS con 30, pero sólo 18 disponibles por juego.

Otra razón es el sindicato de jugadores, que tiene menos poder que el comisionado.

“Las ligas como NBA y NFL tienen sindicatos de jugadores, pero tienen menos poder que el comisionado. El sindicato de jugadores más fuerte es el de MLB”, dijo Arturo Marcano, experto en derecho deportivo.

Pero, si consideramos los salarios totales de las ligas, la NFL es la que más paga: 4,940 millones de dólares, seguida por la MLB con 3,958 y la NBA, 3,411 millones. Sin embargo, si tomamos el porcentaje que representa el salario de todos los jugadores con respecto a los ingresos de las ligas, la NFL se va al fondo de la lista con 32.7 por ciento.

“Sí podemos decir que la NFL paga menos en general que la NBA o la MLB, pero no en la magnitud que se pudiera aparentar observando sólo los salarios promedio. Aquí el asunto es que ese total de dinero que se va a salarios se tiene que repartir entre más jugadores”, explica César Velázquez Guadarrama, profesor-investigador del departamento de Economía de la Universidad Iberoamericana.

También está la importancia individual de los deportistas: “un jugador de basquetbol representa 20% de los jugadores en la cancha, lo que provoca que un sólo jugador, si es muy bueno, influya de manera determinante en el resultado del juego”.

“Esto es casi imposible en el futbol americano. Sí hay jugadores esenciales en un equipo, pero un sólo jugador, por más bueno que sea, influye mucho menos en el resultado. Lo mismo sucede en el futbol soccer. Entonces, lo que pasa es que, automáticamente, el poder de negociación de los jugadores y sobretodo de las estrellas es más fuerte en el basquetbol y en el beisbol que en la NFL”, detalló Velázquez Guadarrama.

También está la duración promedio de la carrera de los jugadores por liga. Del 2008 al 2016, según The Wall Street Journal, la duración de trayectoria en los emparrillados bajó de 4.99 años a 2.66, lo que implica que “en la NFL hay muchos más jugadores con pocos años que en las otras ligas. Entonces, como en muchas otras partes, gente con menos experiencia gana menos”, expuso César Velázquez. En las demás ligas, el promedio de carrera ronda los cinco años.

Estos son algunos de los factores que intervienen en los salarios de los jugadores profesionales de Estados Unidos, y que ayudan a conocer la naturaleza que existe en las ligas deportivas.

[email protected]