ESPN, TV Azteca Digital, Canal Once y Multimedios se encuentran entre las cadenas que transmitirán los partidos de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB). La medida espera aumentar el espectro de audiencia y mejorar las condiciones de todos los equipos para aumentar el espectáculo.

En una asamblea de presidentes celebrada en San Diego hace más de un año, se llegó a la determinación de que en 2021 la LMB tomará, por primera vez, los derechos de transmisión de los 18 equipos que la integran para comercializarlos de manera colectiva. Uno de los planes en la gestión de Horacio de la Vega al frente de la liga es aumentar su alcance de espectadores y promover a los equipos más allá de su mercado local.

“Ligas como la NFL han logrado mejorar mucho en temas producción, de hacer una liga más competitiva, de que los equipos puedan tener mejores condiciones al hacer una negociación global, por esa razón se hace este acuerdo”.

Diablos Rojos del México y Sultanes de Monterrey fueron de las franquicias más afectadas, puesto que ya contaban con lucrativos contratos con Sky. El semanario Proceso detalló que el golpe económico para Diablos superó los cinco millones de pesos con dicha decisión.

De acuerdo a información proporcionada en conferencia de prensa por el presidente ejecutivo de Diablos, Othon Díaz, el proceso consiste en empaquetar los juegos para venderlos en niveles A, AA y AAA y a cada televisora se le asigna un determinado número de juegos dependiendo del monto que haya pagado, para que al final todos los equipos estén en distintos canales.

Además, el ejecutivo señaló que en conjunto con la liga se está viendo que televisoras locales, como el canal 21, también tengan juegos importantes.

“En el caso de las televisoras locales, sobre todo a nivel estatal, normalmente han transmitido los juegos de los equipos y existe un tema de negociación en donde, a través de la venta de los derechos para esas ciudades, la televisora local tiene únicamente la posibilidad de hacer las transmisiones en la ciudad o estado donde se haya negociado con la liga; la liga también recibe esa parte”.

Diablos continuará a cargo de su propia producción encabezada Marco Ávila, director de TV Diablos, y con Panasonic como aliado de sus transmisiones.

“Tenemos un equipo de más de cinco años con lo que garantizamos que camarógrafos, directores de cámaras, toda la gente que está inmersa, son gente que conoce el beisbol y que nos va a dar un suculento platillo en esto de las transmisiones”.

La novena escarlata también llegó a un acuerdo con Grupo ACIR en radio para continuar con las transmisiones un año más. Posteriormente la liga comunicará el calendario de transmisiones y televisoras.

Entre otros preparativos de cara a la temporada 2021 están las contrataciones, el roster se encuentra integrado al 90% de acuerdo a declaraciones de Jorge Del Valle. Su más reciente incorporación fue Julián León, cátcher formado en la academia de Diablos, con experiencia de siete temporadas en ligas menores y dos temporadas en el nivel AA.

Miguel Ojeda, manager del equipo explicó que la llegada de León aportará “profundidad, no sólo en la defensiva, puesto que tenemos como parte del cuerpo de receptores al señor Ricardo Valenzuela, pero sí nos da también mucha profundidad en el line up, puesto que su bat es bastante bueno, de mucha fuerza, es un muchacho que sabe batear, que tiene la habilidad de conectar cuadrangulares y eso nos hace un line up más redondo, con mucha flexibilidad tanto en la velocidad como en el contacto, como en la fuerza”.

Los protocolos sanitarios también se encuentran funcionando de manera efectiva, la pretemporada no ha presentado casos de covid-19. Sin embargo, en lo que respecta al aforo de los aficionados, al día de hoy las condiciones sanitarias no permitirían el acceso al estadio Alfredo Harp Helú: “dependerá totalmente de que las condiciones que visualicen las autoridades”.

fernanda.vazquez@eleconomista.mx