El principal favorito del torneo, el español David Ferrer, se medirá ante el kazajo Mikhail Kukushin, y el segundo preclasificado, Andy Murray, se verá las caras con el hispano Pablo Andújar, tras el sorteo realizado ayer en Acapulco, donde hoy inicia el Abierto Mexicano de Tenis con una nueva era, ahora en cancha dura.

Después de que la arcilla fue uno de los sellos tradicionales del torneo, el comité organizador decidió que a partir de este año la superficie cambiara y se verán otro tipo de jugadores y tenis distinto.

El cabeza de serie número tres, el estadounidense John Isner, se verá las caras ante el croata Ivo karlovic, uno de los tenistas que obtuvieron un wildcard. Grigor Dimitrov, la sensación del pasado Abierto de Australia, donde fue eliminado en cuartos de final por Rafael Nadal, es el cuarto clasificado y jugará ante el australiano Marinko Matosevic.

Por su parte los mexicanos, como siempre, tienen rivales complicados. Tigre Hank se medirá ante el estadounidense Sam Querry, mientras Miguel Ángel Reyes Varela enfrentará al experimentado chipriota Marcos Baghdatis.

La favorita Dominika Cibulkova tendrá su primer compromiso de la ronda inicial del torneo frente a la polaca Urszula Radwanska. Por su parte la mexicana Ana Sofía Sánchez tendrá como oponente a Marina Erakovic y Marcela Zacarías ante Julia Georges.

Todos los días la actividad será a partir de las 4 de la tarde, para beneficiar a los tenistas.