Dresde, Alemania.-La selección inglesa de futbol femenino, una de las teóricas favoritas al título, remontó y sumó su primer triunfo en el Mundial de Alemania, con un 2-1 este viernes en Dresde ante Nueva Zelanda, lo que complica las opciones de México de acceder a los cuartos.

Con Japón ya clasificado, tras su goleada 4-0 sobre las aztecas, la otra plaza de la llave parece muy cerca de las inglesas, a las que bastaría un punto ante las niponas el martes para garantizar su presencia entre las ocho mejores, mientras que México debe ganar a Nueva Zelanda y confiar en las asiáticas.

Las 'kiwis' se habían adelantado en el marcador por medio de Sarah Gregorious en el minuto 18, pero Inglaterra, en una reacción de dignidad y coraje cuando peor se le ponían las cosas, dio la vuelta al partido, gracias a Jill Scott (63) y Jessica Clarke (81).

Las inglesas, que en sus dos participaciones anteriores en la Copa del Mundo femenina (1995, 2007) cayeron en cuartos, están por lo tanto a un paso de igualar ese techo, aunque su último partido será especialmente complicado, ya que Japón es actualmente el cuarto del mundo en el ránking FIFA.

Nueva Zelanda, que también disputa en Alemania su tercer Mundial de mujeres, ha perdido todos sus partidos en esta competición, sumando ya ocho derrotas.

BVC