Chivas saltará esta noche a la cancha del Jalisco con la intención de superar a un conjunto experimentado, de la mano de una oncena plagada de jóvenes, quienes apenas comienzan su aventura en el futbol profesional.

Guadalajara recibe al Libertad de Paraguay, en el duelo de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores, con la esperanza puesta en su canteranos.

El equipo de José Luis Real es realmente joven, ya que apenas registran 22.8 años como promedio de edad y cuenta con tan sólo cinco elementos que superan los 100 partidos como profesionales.

Omar Bravo y Héctor Reynoso son los más experimentados, con 30 años de edad, y 296 y 267 compromisos, respectivamente, como profesionales. En la otra cara de la moneda se encuentran Liborio Sánchez con seis partidos y 20 años; Miguel Ángel Ponce con cinco compromisos y 21 años; junto con Mario de Luna con 12 apariciones y 22 años, como los más novatos.

Por el contrario, su rival cuenta con seleccionados paraguayos como Roberto Gamarra, Víctor Cáceres y el exmundialista Pedro Sarabia, quien fue a Francia 98 y Corea-Japón 2002.

El delantero Omar Arellano explicó que será fundamental conseguir una ventaja importante en el primer partido de cuartos de final , tal y como ocurrió en la fase de octavos de final ante Vélez Sarsfield, de Argentina, equipo al que derrotaron 3-0 y con el que fueron a rescatar la serie a Sudamérica.

Los números parecen condenar a las Chivas, pero sus jóvenes futbolistas tienen la última palabra.