Las selecciones de Gran Bretaña y Uruguay se jugarán la "vida" en el futbol olímpico varonil cuando este miércoles se midan entre sí en el Millennium Stadium, en el cierre del Grupo A.

Los dos conjuntos protagonizarán un duelo de poder a poder luego de no cumplir con los pronósticos de llegar clasificados a cuartos de final previo a este encuentro de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, por lo que la derrota está prohibida para ambas escuadras.

El conjunto anfitrión, con el arropo de sus seguidores, buscará frenar a la garra charrúa que ansía el despertar de sus delanteros Edison Cavani y Luis Suárez para continuar en el torneo.

Los dos atacantes charrúas hasta el momento no han sido factor clave en el accionar de su escuadra, y se espera que en el juego trascendental puedan funcionar ante Gran Bretaña que apostará a la gran experiencia del galés Ryan Giggs.

Uruguay no tiene otra opción más que ganar para avanzar a la siguiente fase, de lo contrario regresará a casa de forma tempranera; por su parte, los británicos seguirán en el torneo con el triunfo o incluso una igualada, por lo que los más urgidos serán los sudamericanos.

En otro duelo del sector, Senegal espera amarrar su pase a los cuartos de final una vez que se mida a Emiratos Árabes Unidos, que ya está eliminado del certamen olímpico después de dos descalabros en fila.

Para los africanos un empate sería suficiente para seguir en el campeonato, aunque una derrota le alcanzaría siempre y cuando pierdan los uruguayos. El triunfo los puede dejar en la cima del escuadrón si caen o empatan los anfitriones. Sólo un revés por goleada sumada al triunfo o empate uruguayo dejará fuera a los senegaleses.

En el primer lugar está Gran Bretaña con cuatro unidades, mismas que Senegal, que es segundo por menor diferencia de goles, y en el tercer escalón se ubica Uruguay, mientras que en el fondo sin posibilidades se encuentra Emiratos Árabes Unidos.

EISS