El golfista español Jon Rahm, número uno del mundo, no podrá disputar el torneo olímpico en Tokio-2020 tras dar positivo a Covid-19, al igual que tampoco podrá su competidor, el estadounidense Bryson DeChambeau, por la misma razón.

El positivo de Rahm, una de las más firmes opciones de medalla para España, fue "detectado al someterse a una tercera prueba PCR consecutiva obligatoria para todos aquellos que hayan estado recientemente en el Reino Unido", afirmó este domingo el Comité Olímpico Español (COE) en un comunicado.

El golfista español había acabado tercero en el Abierto Británico el pasado 18 de julio, justo antes de los Juegos Olímpicos.

El COE señaló que las "dos primeras pruebas PCR dieron negativo".

El positivo es un duro golpe para el golfista español, que en las últimas semanas había mostrado en varias ocasiones su ilusión por competir en los Juegos de Tokio-2020.

"Me hubiera encantado ser uno de los primeros medallistas españoles, pero el destino tiene otros planes para mí", afirmó Rahm este domingo en sus redes sociales tras conocerse su positivo.

"Este es un gran recordatorio para todos nosotros de que todavía estamos en una pandemia, las cosas no han terminado y todavía tenemos que luchar juntos para superar esto lo mejor que podamos", añadió el golfista español.

Rahm, que todavía no había viajado a la capital nipona, ha vuelto a verse golpeado por el Covid-19 después que en junio pasado ya tuviera que retirarse del Memorial Tournament de PGA en Estados Unidos, cuando lideraba esta competición, tras dar positivo por el virus.

En aquella ocasión, al golfista español se le comunicó su infección al término de su recorrido en la tercera ronda, aunque unos días más tarde se resarció convirtiéndose en el primer español en ganar el Abierto de Estados Unidos.

DeChambeau también infectado

El estadounidense Bryson DeChambeau, que iba a ser uno de los competidores del español, tampoco estará en los Juegos tras conocerse que también había dado positivo al coronavirus.

"Estoy profundamente decepcionado por no poder competir en los Juegos Olímpicos con el Team USA", dijo DeChambeau, en un comunicado.

Sin Rahm, España se queda con un sólo representante en el torneo olímpico, ya que "sin tiempo material para encontrar un sustituto y cumplir todos los protocolos sanitarios que se exigen en los Juegos de Tokio, el golf español estará únicamente representado, en categoría masculina, por Adri Arnau", afirmó el COE.

En la categoría femenina, España está representada por Carlota Ziganda y Azahara Muñoz, que ya estuvieron en Río-2016.

El virus también ha golpeado a la delegación española de hockey sobre hierba, en la que dio positivo un integrante del cuerpo técnico de la selección.

Tras dar positivo en un control de saliva, "se le ha realizado una prueba PCR, que ha confirmado el resultado adverso. Este miembro del staff se encuentra aislado y en cuarentena", informó este domingo el COE.

El viernes, la delegación española en Tokio había informado de la infección de un masajista del equipo ciclista, que, no obstante, pudo disputar la prueba la ruta del sábado.