El piloto mexicano Sergio Pérez volverá a la acción este fin de semana, durante la jornada 11 de la temporada 2021 de Fórmula 1, a celebrarse en Hungría. Esta carrera significa una oportunidad para redimirse tanto para él como para su escudería, Red Bull, ya que en la última corrida en Silverstone (Inglaterra) no sumaron un solo punto ni en el Mundial de Pilotos ni en el de Constructores.

“No tuve buena carrera en Silverstone, pero es una de 23, los resultados son mejores de lo que parece en mis primeras 10 carreras, el balance es bueno. Ha sido un inicio prometedor. Por supuesto, mis expectativas son buenas y mi objetivo es intentar ganar cada fin de semana”, destacó el mexicano en conferencia de prensa.

Debido a su confianza en ese balance, Checo también habló sobre su futuro con Red Bull, que, hasta ahora, solo tiene vigencia por lo que dure la temporada 2021: “Hemos avanzado bastante (en la renovación). El equipo está contento con mi trabajo, yo estoy contento con el equipo y vemos un futuro juntos. Será cuestión de tiempo”.

El duro golpe que significó Silverstone para el equipo Red Bull propició cero puntos en los Campeonatos de Pilotos y Constructores; no obstante, el neerlandés Max Verstappen sigue al frente de la tabla general con 185 puntos, pero ya con Lewis Hamilton a solo ocho unidades de distancia (177).

Por su parte, el mexicano perdió el tercer sitio general y se rezagó a la quinta plaza con los mismos 104 puntos con los que llegó a Silverstone. Actualmente es superado por Lando Norris (tercero con 113) y Valtteri Bottas (cuarto con 108).

“Estoy completamente concentrado en Hungría y planeamos recuperarnos. Estamos muy motivados como equipo, hemos trabajado muy duro y haciendo todo lo posible para volver fuertes. El Hungaroring es una pista única y muy similar a Mónaco con los altos niveles de carga aerodinámica, es una pista muy técnica. Estoy deseando tener un buen fin de semana en la última carrera antes de las vacaciones de verano, es la única forma en que podemos tener unas buenas vacaciones”, declaró Checo.

Sobre su futuro en la escudería austriaca, destacó las buenas relaciones y entendimiento que ha tenido con todo el equipo, lo que lo hace sentir tranquilo prese a siempre tener la presión mediática encima sobre sus resultados y su renovación.

“Toda la vida he tenido presión, en todos los equipos, pero ahora la mayor presión llega por mí mismo. Estoy en un nivel que sé dónde estoy parado y estoy satisfecho con mi trabajo. Lo más valioso que he aprendido en Red Bull es que es un equipo diferente, el tacto del piloto es importante, tiene gente capaz, ingenieros buenos y una tendencia ganadora.

“Si alguien sabe de mi trabajo son mis ingenieros, son ellos los que están muy contentos con mi trabajo, con que he hecho en mi carrera, los dos queremos continuar, demuestra que hemos hecho un buen equipo”.

Pérez también habló de lo que significa para él volver a México a un Gran Premio, luego de la cancelación de 2020 por la pandemia: “Poder llegar al podio en México sería algo muy especial en mi carrera. He sentido un aumento del apoyo, en seguidores en redes sociales, en afición en nuestro país y me da gusto, espero sigamos así. Tuve un inicio prometedor, pero la temporada es larga y cada carrera te cambia la vida”.

La carrera principal de Hungría se llevará a cabo este domingo de 8:00 a 10:00 horas del centro de México. El circuito consta de un total de 306.67 kilómetros y 70 vueltas. Después de este, faltan otras cinco carreras en Europa, una más en Japón y luego la Fórmula 1 aterrizará en América para competir en Estados Unidos, México y Brasil.

deportes@eleconomista.mx