La final entre Monterrey y Tigres significará un hecho histórico para la Liga MX. En el pasado,solo el Distrito Federal fue sede de una serie por el título entre dos equipos de una misma ciudad. Son 11 los juegos que se pueden encontrar en los libros estadísticos en los que estuvo en juego la corona entre dos clubes capitalinos. Ahora rayados y felinos buscarán ser el primer conjunto de Nuevo León que se imponga a su vecino.

Mientras Tigres avanzó a la final tras vencer al América 3-0 (4-0 global), anoche La Pandilla goleó 4-0 (5-0 global), para así ambos ganar su derecho de avanzar a los siguientes 180 minutos en los que estará en juego la corona del Apertura 2017 y se paralizará el estado de Nuevo León.

Son los duelos entre América y Cruz Azul y entre las mismas Águilas y los Pumas los que en más ocasiones se han dado en finales en nuestro balompié. Mientras los azulcremas tienen saldo de dos triunfos y un descalabro ante la Máquina, contra los universitarios se imponen bajo el mismo registro.

La siguiente serie por el campeonato que más se ha presentado la protagonizaron cementeros y Pumas, con un trofeo para cada club. Un choque entre América y Necaxa con victoria para Águilas, y entre los mismos rayos y Cruz Azul con triunfo de los rojiblancos también se encuentran como antecedentes de finales entre equipos de la misma localidad. El registro restante es el de el enfrentamiento entre celestes y Atlético español; en esa oportunidad la Máquina llevó la copa a sus vitrinas.

Es un hecho poco constante en el mundo

Fuera de nuestro país se encuentran finales de estas características en pocos lugares. La más significativa es la que han protagonizado en dos ocasiones en Champions Real Madrid y Atlético de Madrid en los últimos tres años. En ambas los merengues dieron la vuelta olímpica. En otro caso de franquicias de la Liga de España, Barcelona y Espanyol se encontraron en una final de Copa del Rey, con victoria para los azulgranas en 1957.

En Italia el Milan se ha impuesto en dos finales al Inter, su vecino de ciudad que cayó en una Copa de Italia (1977) y en una Supercopa de Italia (2011).

En Sudamérica están los casos de Boca Juniors y River Plate, que en 1976 dividieron Buenos Aires en un duelo en el que los xeneises se quedaron con el trofeo. Finalmente, en Brasil, Río de Janeiro vivió en 1963 una final de campeonato carioca entre Fluminense y Flamengo, siendo los primeros los que impusieron condiciones.

Monterrey y Tigres paralizarán el estado de Nuevo León a partir de este lunes en la primera final fuera de la Ciudad de México entre dos clubes de una misma ciudad y la que buscarán escribir su nombre en los libros de la historia de la Liga MX. Solo resta a esperar al próximo domingo a conocer cuál de los dos conjuntos se queda con la corona.