Han pasado 21 años desde el inicio de los conflictos armados en la ex Yugoslavia y las disputas por el territorio, así como las diferencias étnicas continúan, la paz y la estabilidad en la llamada zona de los Balcanes está amenazada.

El 22 de mayo de este año, previo al Congreso 62 de la FIFA, el máximo rector del futbol autorizó a Kosovo disputar partidos amistosos con los países miembros del organismo, sin embargo, las consecuencias políticas no tardaron en aparecer.

Dos días después de la autorización de FIFA, el presidente de la Federación de futbol de Serbia, Tomislav Karadzic, argumentó que la inclusión de su vecino tanto en la federación con sede en Suiza, como en la UEFA, ocasionaría nuevas disputas y efectos negativos para la región.

El 17 de febrero del 2008 el Parlamento de Kosovo declaró unilateralmente su independencia de Serbia. Actualmente 90 países reconocen la conformación de un nuevo Estado, sin embargo la ONU no lo reconoce como país.

La Federación de futbol de Serbia cuenta con el respaldo de Rusia y las negativas de UEFA en tres ocasiones para admitir a su antiguo territorio como miembro del organismo, justificando la exclusión en el no reconocimiento de Naciones Unidas como estado libre y soberano, requisito indispensable para el nombramiento.

En el sitio oficial de la FIFA el estatuto de admisión aclara: Toda asociación responsable de organizar y supervisar el futbol en su país puede convertirse en miembro . Por país, se entiende en ese contexto, a un Estado independiente reconocido por la comunidad internacional.

La liga de Kosovo se conforma de 12 equipos, el campeón actual es KF Hysi. Anel Raskaj fungió como capitán en el último partido del representativo nacional del 2010, con empate a cuatro goles ante el club sueco Halmstads BK.

Actualmente juega para Sandnes Ulf de la liga premier de Noruega, ha jugado 15 partidos, para un total de 1,178 minutos, contribuyendo con dos goles. En el sitio Transfermarkt.com su cotización alcanza 500,000 euros.

GIBRALTAR LA OTRA BATALLA

Hace apenas nueve días, UEFA aceptó como miembro provisional del Comité Ejecutivo a Gibraltar, en respuesta a la sentencia del Tribunal de Arbitraje Deportivo de agosto del 2011, sin embargo, la resolución abre un nuevo frente de disputa entre España y el organismo que dirige Michel Platini.

Durante el XXXI Congreso Ordinario de la UEFA,celebrado el 27 de enero del 2007 en Dusseldorf, Alemania, el pleno del organismo votó en contra de la inclusión de la región del sur de España; sólo Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte y Gales votaron a favor.

Durante la reunión de la Real Federación Española de Futbol amenazó con la salida de sus equipos de toda competición europea, si Gibraltar ocupaba un lugar en el Comité Ejecutivo.

Será durante el XXXVI Congreso Ordinario en Londres, en mayo del 2013, cuando las federaciones voten sobre la llegada de Gibraltar como el miembro número 54.

[email protected]