El diestro tlaxcalteca Uriel Moreno, El Zapata, platicó con El Economista sobre su inclusión en el doceavo festejo del serial mayor, del que dijo sentirse contento e ilusionado sin dejar de lado el miedo. Amén de ello, el experimentado torero nos instruye en el arte de poner banderillas y lo que representa dentro de la lidia.

“Poner banderillas es ser particular y no parecerse a nadie, la tauromaquia que interpreto hace que sea importante cubrir el segundo tercio y por eso llevo el 99.9% de toros banderilleados a los que he toreado”, dijo Moreno.

A poco más de diez años de que realizara su invención el ‘Par Monumental’ que puso ‘de cabeza’ en su momento a la plaza entera, Moreno destaca como un parte aguas en su carrera esa gesta y nos ilustra en el porqué de llamarse avivadores a los palitroques.

“En el encontronazo que tiene el toro con el peto del picador, algunos, no todos, salen en shock, con la terminología taurina de burriciegos, que no hacen caso a los engaños y es precisamente por el ímpetu que llevan de tumbar al caballo, por lo consiguiente se les llamaba avivadores pues ese lapso de tiempo lo pasaban lo más pronto posible y las banderillas avivaban su embestida, de ahí que se les llamara avivadores”, afirmó.

A lo largo de 24 años como Matador de toros, Uriel se ha caracterizado por la evolución de su toreo, sigue presente en los carteles y preferencias de aficionados al grado de estar entre los cinco matadores que más torean y a pesar de que dice sentirse ‘mejor que nunca’, no baja la guardia, a sus 45 años se cuida de la misma manera que en sus inicios, ralentiza sus frecuencias cardiacas y cuida que los picos de pulsaciones no sean tan extremos.

“Los esperamos el domingo, vayan abrigados porque de repente hace frío pero estén seguros de que en el ruedo habrá intensidad y mucho calor, esperamos que la corrida embista, se preste para el toreo de El Zapata para dar buen espectáculo y que al final salga emocionada de la plaza México”, finalizó.

Jerónimo, ilusionado y mentalizado

El diestro poblano, Jerónimo Aguilar, se reportó listo para el compromiso, habló de la variedad que habrá dentro del ruedo y de la materia prima, el toro, que será ideal para que los tres toreros puedan alcanzar el triunfo.

“Venimos ilusionados, preparados espiritualmente para dar un fuerte campanazo esta temporada y confiado en que los ganaderos Alatorre mandarán un buen encierro que se preste para tener la capacidad de entrega y trasmitir emoción al público con mi toreo” aseguró.

kg