Rio de Janeiro.-Un hincha del Palmeiras murió tras haber recibido un disparo en la cabeza por parte de un seguidor del Corinthians durante una trifulca entre dos hinchadas rivales antes del derbi de Sao Paulo en el futbol brasileño.

La violencia en las grandes ciudades, que incluye los enfrentamientos entre hinchas violentos de futbol, es uno de los principales problemas que Brasil afronta a dos años de ser anfitrión del Mundial.

La policía reportó que unos 500 seguidores del Palmeiras fueron escoltados al estadio municipal Pacaembu, donde el Corinthians juega como local, cuando otros hinchas los confrontaron con armas de fuero, barrotes de metal y granadas caseras.

Cinco personas resultaron heridas, entre ellas un hincha de 21 años que recibió un disparo y luego falleció en un hospital.

Imágenes de video de testigos transmitidas por televisión mostraron escenas de una batalla callejera y un hincha tirado en el suelo, sangrando y esperando por ayuda que la policía recién pudo brindarle tras el enfrentamiento, antes de ser trasladado al hospital.

Medios locales dijeron que nadie fue arrestado.

El lugar de la trifulca es un área donde se producen habitualmente confrontaciones entre hinchas rivales de los dos clubes grandes de Sao Paulo.

El año pasado, un seguidor del Corinthians fue asesinado por hinchas violentos del Palmeiras.

El domingo también hubo escaramuzas entre hinchas del Corinthians y la policía en la entrada principal del estadio Pacaembu, minutos antes del inicio del partido que el equipo local ganó 2-1 para poner fin a un invicto de 21 encuentros que llevaba el Palmeiras.

BVC