David Ferrer sufrió en la primera manga, pero luego dominó a su compatriota Feliciano López, para avanzar a cuartos de final del Abierto Mexicano de Tenis. Cada victoria además representa estar a un paso más de la final y con ello la posibilidad de buscar el tetracampeonato del torneo.

Ferrer superó ayer en dos sets seguidos 7-6 y 6-2 a Feliciano. El partido fue duro en el primer set, donde se emplearon 55 minutos, nada que ver con los 29 del segundo, donde Feliciano perdió gas y con ello el partido, le rompieron el servicio al menos en dos ocasiones y, así se fincó la historia.

David Ferrer tiene hasta el momento tres títulos del Abierto Mexicano (2010-2011-2012) y el año pasado llegó a la final, pero perdió ante Rafael Nadal. En caso de coronarse una vez más, igualará al austriaco Thomas Muster, que tiene cuatro coronas del certamen, todas de manera consecutiva entre 1993 y 1996. David llega como el máximo favorito del campeonato.

DOLGOPOLOV TAMBIÉN AVANZA

Una hora le bastó al ucraniano Alexandr Dolgopolov para vencer en dos sets (6-3 y 6-4) al francés Jeremy Chardy. Dolgopolov, 38 del ranking mundial, sumó su segunda victoria sobre Chardy, a quien ha enfrentado en seis ocasiones, cuatro han sido victorias para el galo.

Alexandr, quien viene de jugar la final de Río ante Rafael Nadal, contó con el apoyo del público mexicano, que abarrotó las gradas y celebró su victoria al término del encuentro.

En otro partido, el quinto sembrado del torneo, el sudafricano Kevin Anderson (21 ATP) venció al estadounidense Sam Querrey 7-6 (2) y 6-4, en 1 hora y 25 minutos. Todo parecía indicar que el encuentro se alargaría, luego de que el primer set se fue a tie-break y se definió en favor del de Sudáfrica, en 50 minutos.

Anderson, de 26 años y Querrey, de 27, dejaron su récord de partidos entre ellos en 7-3, en favor del primero, cuatro triunfos han sido en cancha dura.

Otro de los sembrados que cumplió con las expectativas fue el francés Gilles Simon (6), al derrotar al estadounidense Donald Young (lucky loser) en 6-4 y 6-3, en 1 hora y 20 minutos. Con esta victoria, Simon (23 ATP) mantuvo su dominio sobre el estadounidense, con una ventaja de 5-0 en sus enfrentamientos, tres en superficie de cemento.

CIBULKOVA MANTIENE EL RITMO

La eslovaca Dominika Cibulková se impuso a la belga Yanina Wickmayer, con parciales de 7-5 y 6-2 y selló su clasificación a la ronda de cuartos de final.

Dominika, sembrada uno del torneo, y Wickmayer no se enfrentaban desde el 2012, cuando fueron rivales en la segunda ronda del torneo de Bruselas. En esa ocasión, la eslovaca salió con el puño en alto. Ahora su récord en choques directos con la belga es de 4-2.