Cuarenta y cinco años después, el venezolano Miguel Cabrera obtuvo la Triple Corona de Bateo en Grandes Ligas, al ser el mejor con la madera en jonrones, promedio y carreras impulsadas, y es el primer latinoamericano en conseguirlo.

El debutante con Florida Marlins en el 2003, certamen en que ganaron la World Series a Yanquis, terminó el calendario en la cúspide en vuelacercas con 44, además de 139 anotaciones producidas en 620 turnos al bate y un average de .330.

Cabrera es el jugador número 12 en lograr la hazaña desde el siglo pasado y se une al grupo de peloteros del calibre de Carl Yastrzemski, Frank Robinson, Mickey Mantle, Ted Williams, Lou Gehrig y Ty Cobb, entre otros; de hecho, el ex Red Sox, Yastrzemski fue el último en conseguir la Triple Crown, en 1967, con 44 cuadrangulares, 121 remolcadas y .326.

Los 45 años que transcurrieron desde que lo consiguiera Carl Michael fue el periodo más largo desde que Nap Lajoie iniciara con estas gestas. Antes de 1967, la media en años en que alguien se adjudicaba la Triple Corona era de 5.8.

En este compendió, el más próspero en volarse la barda fue el jardinero central, Mantle, que con Yanquis marcó 52 HR en 1956. Lou Gehrig registra mayor cantidad de anotaciones promovidas con 165. En cuanto a average, el más alto lo tuvo Napoleon Lajoie con .426 con Filadelfia Athletics.