Manchester United e Inter de Milán cumplieron los pronósticos y avanzaron a los cuartos de final de la UEFA Europa League y ahora deberán viajar a Alemania para jugar, hasta donde avancen, el resto del torneo.

Como medida de seguridad, la UEFA reunirá a los cuartofinalistas en Alemania y disputarán en resto del certamen en eliminatorias de un solo partido desde el 10 al 21 de agosto, día de la final.

El país, hasta el martes, había rebasado las 9,000 muertes por coronavirus y los 211,000 casos positivos. El gobierno prohibió los eventos masivos hasta el 31 de octubre como medida precautoria ante un posible rebrote.

Sin embargo, la Bundesliga, primera competición importante en Europa en retomar su campaña 2020 en mayo, tiene un plan para el regreso de los aficionados a los estadios, pero que deberá ser aprobado por las autoridades políticas.

“Si los aficionados volverán a los estadios y cuándo podrán hacerlo no es una decisión de la DFL (Liga de Futbol Alemana) sino de los líderes políticos”, dijo Christian Seifert, presidente ejecutivo, en una conferencia de prensa. “La DFL no espera ni exige nada, pero estamos preparados para dar este pequeño paso cuando llegue el momento”.

“La prioridad no son los estadios llenos sino la situación sanitaria. No debemos tomar riesgos innecesarios, pero tampoco debemos capitular y esperar a que desaparezca”, añadió.

Los ministros de salud de los estados alemanes se reunirán la próxima semana para discutir el asunto. La nueva temporada de la Bundesliga comienza el 18 de septiembre, mientras que la primera ronda de la Copa de Alemania comienza una semana antes.

“El futbol profesional sólo puede volver por etapas. No hay un interruptor mágico para que los políticos den luz verde a los estadios llenos. Tendremos que recuperar la normalidad con pequeños pasos”, agregó Seifert.

OMS ve “poco realista” los eventos deportivos masivos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) consideró el miércoles “poco realista” los acontecimientos deportivos que reúnan grandes muchedumbres en países con transmisión local de Covid.

El director de urgencias sanitarias de la OMS, Michael Ryan, declaró que podría ser “desastroso” autorizar el retorno de competiciones con presencia de decenas de miles de personas.

Interrogado durante una discusión en directo sobre las redes sociales de la OMS acerca de la fecha posible de la reanudación de los grandes eventos deportivos, Ryan declaró que era imposible preverlo. “No sabemos”, dijo el epidemiólogo.

“Grandes masas de 40,000, 50,000, 60,000 personas. No solo es el riesgo de estar en el estadio, sino los transportes, los bares y clubes. Imaginen todos los problemas que tenemos ahora con las discotecas nocturnas y los bares, y condense todo eso durante cuatro o cinco horas con miles de personas usando los mismos transportes colectivos hacia el lugar, involucrándose en el partido y luego todos los aspectos sociales. Eso podría ser desastroso”.

“Es poco realista en los países donde hay transmisión local” pensar que “asistiremos a grandes concentraciones de ese tipo este año”, estimó.

deportes@eleconomista.mx