Al menos por sus antecedentes, Atlas y Gallos Blancos parecen estar condenados para sufrir este fin de semana en su misión de seguir sumando cada jornada en busca de mantener la categoría.

Y es que además de que América y Tigres, sus rivales de la cuarta fecha, son los líderes de la competencia con tres victorias en el mismo número de compromisos, la historia indica que ante Águilas y Felinos les es muy complicado sumar unidades.

Si de entrada los nueve puntos de América contra los cuatro de Atlas, más los nueve goles anotados de los azulcrema ante los tres de los rojinegros ya son razón para preocuparse, Tomás Boy, entrenador de los tapatíos, debe estar aún más inquieto tras mirar los antecedentes entre ambos clubes.

De 78 encuentros disputados, es decir, 234 puntos en juego, el equipo atlista apenas pudo sumar 28% de las unidades, producto de 14 triunfos, 25 empates y 39 descalabros.

A pesar de que los números dejan clara la disparidad, Facundo Erpen, defensa del equipo dirigido por el Jefe Boy, asegura que confían en sacar un buen resultado mañana.

Para mí no (es invencible), nosotros tenemos que pensar que se puede ganar, que podemos ganar de local, también de visitante, porque estamos en una etapa donde no podemos dejar ningún partido de lado. La lucha por el descenso y el prestigio del club, de los compañeros, de la familia, entonces no podemos dejar nada de lado , aseguró el estratega de los tapatíos.

Y para Gallos Blancos la situación es muy similar. En los últimos 23 compromisos en los que se midieron con Tigres (69 puntos en disputa), apenas pudieron sumar 31% de ellos, resultado de cinco victorias, siete empates y 11 derrotas.

Además de que la historia no les sonríe, los pupilos de Sergio Bueno tendrán que batallar ante una de las mejores defensivas de los últimos años, que los ratifica en este arranque de torneo con un solo gol recibido.

Con cinco unidades cosechadas en un arranque esperanzador, Sergio Bueno asegura que se sienten fortalecidos y confiados en poder sumar ante uno de los líderes.

(El arranque) nos tiene más entusiasmados que antes y era importante empezar así. Nosotros pretendemos mantener el paso firme con el que hemos arrancado, vamos a ver en estos dos partidos siguientes, que tenemos rivales de jerarquía (Tigres y América), si el equipo es capaz de incrementar su nivel futbolístico , concluyó el estratega.

carlos.herrera@eleconomista.mx