Esta semana Rodrigo Ares de Parga presentará el balance de mitad de su gestión ante la Asamblea de Socios del Club. Con los cambios a los estatutos del patronato en el 2016, el directivo se mantendrá en el cargo por cuatro años, ya que antes era sólo por dos años.

 

Llegó en junio del 2016. Con la apuesta en la renovación deportiva de Fuerzas Básicas y nuevos acuerdos comerciales, Pumas apuesta por la inversión al futuro, aunque en el presente el primer equipo se enfrenta a su tercer torneo consecutivo sin calificar a Liguilla.


El Economista presenta los puntos positivos y negativos de su gestión.