El laboratorio del Tri sí está abierto para los jóvenes, siempre y cuando estén consolidados en su club o tengan una temporada sobresaliente. Así lo especificó el entrenador nacional, Gerardo Martino, en la previa del partido amistoso contra Ecuador a celebrarse en el Bank of America Stadium, en Charlotte.

“Lo que nosotros hacemos en realidad en la selección es citar a futbolistas bastante consolidados o que están haciendo una buena temporada (...) Fundamentalmente estos partidos sirven para observar futbolistas, estamos en medio de una eliminatoria que nos tiene muy bien posicionados donde vienen partidos muy complejos y me parece que es una linda oportunidad para los convocados habituales y también para los nuevos”.

El juego contra Ecuador es el séptimo amistoso del Tri en 2021, ya que en noviembre vendrán dos duelos más pero corresponden a las eliminatorias rumbo a Qatar 2022: “La selección no empieza ni termina en una eliminatoria o en la siguiente eliminatoria o mundial, permanentemente continúa y es una buena posibilidad para estos chicos de empezar a formar parte del grupo, sentirse que están perteneciendo, y de demostrar por qué han sido convocados”, agregó Martino.

Entre los convocados para la visita a Charlotte estuvieron elementos jóvenes como Haret Ortega (21 años), Erik Lira (21), Santiago Giménez (20) y Víctor Guzmán (19). Todos suman entre 626 y 1,023 minutos en el actual torneo de la Liga MX, destacando Ortega con tres goles con el Toluca a pesar de jugar como defensa central.

“Para mí, cada convocatoria es, individualmente, una gran posibilidad de los futbolistas sobre todo de expresarse y demostrar en el plano internacional las cosas que vienen haciendo tan bien en el medio local. Entiendo que es una muy buena posibilidad de ellos de hacerse notar y para nosotros de observarlos no solamente en el entrenamiento, sino desde la competencia. Valoro cada uno de los partidos internacionales y también cada una de las convocatorias para esos partidos”, resaltó el técnico del Tri.

Los más experimentados de la convocatoria ante Ecuador fueron los guardametas Jonathan Orozco y Rodolfo Cota, de 35 y 34 años, respectivamente, mientras que otros de menor edad ya han tenido constancia en el ciclo de Martino, como Roberto Alvarado, Uriel Antuna y Osvaldo Rodríguez, quienes incluso han participado en las dos fechas eliminatorias de la Concacaf entre septiembre y octubre.

La labor de Gerardo Martino para impulsar jóvenes no es algo nuevo. Desde que tomó el cargo en enero de 2019 y hasta julio de 2021, previo a los Juegos Olímpicos de Tokio, el estratega dio minutos de juego a 27 elementos nacidos de 1997 en adelante, es decir, que tienen 24 años o menos. Algunos ya están consolidados a nivel mayor como Sebastián Córdova y Jorge Sánchez, de 24 y 23 años.

A pesar de su impulso a los jóvenes, Martino toma con cautela el darles una responsabilidad mayor como candidatos para exportarse al futbol europeo: “Siempre digo lo mismo cuando me preguntan sobre los jóvenes, que reconozco la importancia de que salgan, pero me gusta más que salgan completamente consolidados en sus clubes para que su estadía en el exterior sea prolongada y tenga sentido”.

En este verano, Johan Vásquez (23 años) y José Juan Macías (22) saltaron al futbol italiano y español, respectivamente; ambos han sido parte de las convocatorias del ‘Tata’ en el Tri mayor.

Ante Ecuador, México cumple con su quinto partido amistoso celebrado en Estados Unidos y organizado por Soccer United Marketing (SUM), la empresa que ha coordinado sus encuentros en aquel país desde hace más de 10 años. Los otros dos, celebrados en marzo, se jugaron en Gales y Austria, en Europa.

La afluencia del Bank of America Stadium estará al 100% como lo ha estado desde mayo, cuando las autoridades sanitarias locales lo permitieron. Esto significa una entrada de 73,298 aficionados que, con un boleto promedio de 50 dólares, tienen una derrama potencial de 3.66 millones de dólares solo por taquilla.

fredi.figueroa@eleconomista.mx

kg