El uso de las vacunas ha cobrado relevancia en los últimos meses sobre todo por el resurgimiento de mitos que existen en torno a ellas, y con la campaña de vacunación contra el Covid-19 han surgido distintas dudas que van desde su eficacia hasta contraindicaciones y riesgos que pueden tener.

Cabe señalar que la inmunización es uno de los avances más exitosos que ha tenido la medicina moderna por lo que vacunarse es importante por dos razones: protegerse a sí mismo y a los que nos rodean.

Es importante destacar que las vacunas evitan más de 6 millones de muertes cada año y previenen enfermedades como el cáncer cervical, difteria, hepatitis B, sarampión, paroditis, entre otras.

¿Cómo funcionan?

De acuerdo con Bupa México, la forma en la que actúan es fortaleciendo el sistema inmunológico con un proceso muy sencillo:

  1. Reconoce al microorganismo invasor (virus o bacteria).
  2. Genera proteínas (anticuerpos), que ayudan a neutralizar y destruir los ataques de agentes externos nocivos.
  3. Recuerda la enfermedad para combatirla. Si en un futuro reaparece el microbio, lo identifica y destruye rápidamente ante el primer síntoma.
  4. Después de la administración de una o más dosis de una vacuna contra determinada enfermedad, el organismo queda protegido contra ella durante periodos específicos o incluso para toda la vida. Su aplicación pueden ser vía oral, inyectada o por nebulización y, al ser muy poco invasiva, el riesgo de presentar complicaciones es muy bajo.
  5. “Los síntomas comunes a corto plazo son dolor en el lugar de la inyección, temperatura y/o malestar general. Y, aunque parezca extraño, son señales de que el sistema inmunológico está reaccionando positivamente y podrá hacer frente a las verdaderas amenazas más adelante”, señala Bupa México.
  6. Si bien esta práctica ayuda a proteger la salud y la de las personas que nos rodean, es importante saber que no siempre se puede aplicar, por ejemplo, no se recomienda administrar ciertas vacunas a recién nacidos o a personas con inmunodepresión o que padecen alguna enfermedad crónica; por tal motivo, es importante consultar a los profesionales de la salud antes de su aplicación.

Nuevas vacunas

El mundo está enfrentado múltiples retos en materia de salud, que van desde rebrotes de enfermedades prevenibles con vacunación, hasta el surgimiento de nuevas enfermedades.

  • Covid-19

Después de que las autoridades sanitarias identificaron la llegada de una nueva cepa del coronavirus, y la enfermedad se fue extendiendo el mundo, surgió la necesidad de crear una nueva vacuna, que con la ayuda de la nueva tecnología fue más rápida su producción. Actualmente en México tiene convenios con las farmacéuticas: Pfizer-BioNTech, Cansino, COVAX, AstraZeneca, Sputnik V, Sinovac, Janssen y Moderna para la aplicación de la vacuna contra el Covid-19. Hasta el 1 de octubre en el país se han aplicado 591,931 dosis de la vacuna, con lo cual suman un total de 101 millones 728,415 inoculaciones, informó la Secretaría de Salud. 

  • VIH

La farmacéutica Modera ya comenzó con los ensayos clínicos para obtener una vacuna contra el VIH. El reactivo se basa en ARNm que resultó ser altamente eficaz contra el Covid-19 y se espera tener los primeros resultados en mayo del 2023.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la llegada de las vacunas de ARNm son un nuevo tipo que protegen contra enfermedades infecciosas, que enseña a nuestras células a producir una proteína, o incluso solo una porción de una proteína, que desencadena una respuesta inmunitaria dentro del organismo ante un virus.

  • Ébola

La vacuna para el Ébola desarrollada por Johnson & Johnson ya demostró una fuerte respuesta inmunitaria en niños y adultos en un ensayo clínico que se está llevando a cabo en Sierra Leona.

Hasta la fecha, más de 250,000 personas que participan en ensayos clínicos e iniciativas de vacunación han recibido, al menos, la primera dosis del régimen de la vacuna de J&J, incluidas 200,000 que han sido completamente vacunadas.

alba.servin@eleconomista.mx