Este martes, la Comisión de Salud del Senado de la República aprobó la minuta que reforma la Ley General de Salud, en materia de sobrepeso, obesidad y etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas.

En reunión, el presidente de la comisión, Miguel Ángel Navarro, señaló que el objetivo es establecer un etiquetado eficaz que permita a los consumidores informase respecto a su alimentación y comparar entre productos alimenticios de una misma categoría para elegir las opciones más saludables.

“Es importante regular el etiquetado para garantizar al consumidor el derecho a la información para tomar decisiones más críticas, para proteger al consumidor de engaños y desestimular la compra de productos no saludables”, agregó.

El senador de Morena argumentó que se debe proveer de bases legales para la implementación de un etiquetado frontal de advertencia como un mecanismo de protección y promoción de la salud contra la epidemia actual de sobrepeso.

Detalló que las características de un etiquetado nutricional efectivo debe aplicarse a los alimentos y bebidas procesadas o ultraprocesadas, y también tiene que incluir un sistema que proporcione información de manera rápida y sencilla.

Asimismo, debe advertir sobre el alto contenido de azúcar, grasa y sal; también es necesario que el etiquetado esté acompañado de campañas dirigidas a promover una compra más crítica; y contar con medidas de prohibición con el uso de imágenes, colores y elementos gráficos que generen confusión o influyan en la elección de los consumidores.

Indicó que debe servir para impulsar otras políticas regulatorias, como restricción del marketing, prohibición de venta y expendio en escuelas, unidades de salud y ambientes de trabajo.

Por su parte, la senadora de Morena Martha Lucía Micher consideró que esta minuta abona para proteger a las y los niños del consumo de alimentos con alto contenido calórico y reconoció que ahora se tendrá que informar sobre el valor nutricional de los alimentos de una manera más clara.

Tanto las y los legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) como del Partido Acción Nacional (PAN) solicitaron que la discusión y análisis de la minuta se pospusiera hasta contar con las consideraciones de la Secretaría de Salud y la Secretaría de Economía, para que esta modificación no vulnere tratados internacionales.

La senadora del PRI Sylvana Beltrones consideró que el etiquetado no es lo suficientemente claro, por lo que propone establecer un transitorio para definir una temporalidad a esta estrategia y definir resultados.

En ese sentido, cuestionó que este modelo no cuenta con evidencia científica en otros países, como el país de Chile, en donde se mide el efecto positivo para prevenir el consumo de alimentos con alto contenido de calorías.

Mientras que la senadora Alejandra Reynoso, del PAN, expresó que también es necesario que el Estado ejerza su responsabilidad a través de educación en nutrición.

“Me parece muy lamentable el que señalemos que el problema en las detonaciones de obesidad infantil, diabetes sea solamente la responsabilidad de los productos”, concluyó.