Alaia, uno de los restaurantes favoritos de nuestro querido crítico gastronómico Jorge Toledo (QEPD), cumple 18 años de edad en una industria que vive un boom de propuestas y lugares en la Ciudad de México.

“El éxito son dos ingredientes que se suman: tener un gran equipo, hay personas que llevan todos estos años aquí; y el segundo es mantener la filosofía que es el respeto a la cocina tradicional y a la materia prima”, dijo en entrevista el chef Israel Aretxiga, quien lleva ocho años al frente de la cocina de Alaia.

El chef Alberto Ituarte abrió Alaia utilizando producto de calidad, tradición y técnicas culinarias del País Vasco, han pasado 18 años y el lugar es un referente en el mundo gastronómico del país.

“Como restaurante hemos ido madurando, pero nunca hemos perdido nuestro espíritu. Se mantiene la comida española, pero en los últimos años hemos buscado darle un toque fresco con algunas novedades en el menú y ha funcionado muy bien”, agregó.

Y en la intención de innovar, el chef Israel Aretxiga se arriesga y crea noches especiales y únicas con comida, jazz y vino donde cada platillo se acompaña con música y en armonía con el vino de Monte Real, bodega riojana.

El menú fue: Un milhojas de foie y sus carmines, ravioles de cola de toro y hongos en salsa jerezana, una verdadera locura de sabor.  Vieiras en salsa blanca de cebolla y Gnocchi de Ricota   y un solomillo Wellington con Salsa de Ciruela y compota de Higos, fueron parte del festín.

Pero es Sweet Rhapsody, el postre, que atrae las miradas de los clientes ante un desfile de chefs que arrojan a la mesa distintos ingredientes: frutas, chocolate y macarrones acompañado con música de Queen en un concierto de colores y sabores difícil de explicar.

Chef Israel Aretxiga. Foto EE: Cortesía
Chef Israel Aretxiga. Foto EE: Cortesía

“¿Cómo podemos convencer a esos nuevos paladares de venir al Alaia? Proponiendo cosas diferentes, sorpresas y nuevas propuestas gastronómicas acompañadas de vino en distintas cenas maridaje espectaculares y un postre disruptivo”, explicó.

Entre los platos clásicos del restaurante Alaia se encuentran el Huachinango Getaria, o los Chipirones en su tinta; el arroz verde con almejas, tacos de pato, croquetas de jamón serrano, que presumen, son las mejores de México.

Pero el lechón al horno es otro de los platillos consentidos junto al chuletón con pimientos o el short rib braseado al vino tinto.

“Queremos reafirmar nuestra gran cocina y pulirla en tiempos que no están siendo sencillos para el área de restaurantes y el sector. Pero nosotros vamos a seguir sorprendiendo a nuestros comensales con diferentes propuestas y cuidando el espíritu de nuestra increíble cocina”, explicó el entrevistado.

El chef Israel Aretxiga adelantó que Alaia, ubicado en Canoa 80, Tizapán San Ángel, cerrará el 2019 con una cena maridaje con los viñedos de Vega Sicilia.

Durante las fechas navideñas, el restaurante se encarga de preparar las cenas de navidad y año nuevo de sus clientes.

“Vienen los pedidos, bacalao, empandas gallegas, lechones, pavos, todo llega para diciembre más otros eventos empresariales y entregamos cenas familiares a nuestros clientes que nos han acompañado durante estos 18 años y también a los nuevos… eso nos hace felices”, finalizó el chef Israel Aretxiga.

kg