Esta nota no le enseñará cómo entrar en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre o en el Banco de España para imprimir más de 1,100 millones de dólares o sacar los lingotes de oro en piedritas. Lo que sí pretende es rescatar las lecciones gerenciales que deja el milimétrico plan de robo escenificado en La Casa de Papel, para que usted, en su compañía, también pueda cumplir sus metas, incluso en las situaciones más difíciles.

Esta producción, que se convirtió en la serie de habla hispana más vista en Netflix y que estrenó recientemente su tercera temporada, cuenta con diferentes protagonistas, cada uno con un tipo de liderazgo.

Por ejemplo, el personaje de Berlín es la cabeza del robo a la Fábrica de Moneda y Timbre de España desde adentro, aunque su liderazgo autocrático no se mantiene del todo. Directo y elocuente, el ladrón no logra generar empatía con el equipo ante sus decisiones, lo que hace que sea relevado en un punto de la historia.

“Se pueden ver muchos tipos de liderazgo en La Casa de Papel, pero El Profesor seduce por la demostración de su intelecto”, explicó Andrés Ramírez, consultor de Plurum.

De hecho, el perfil de El profesor, papel interpretado por Álvaro Morte, se considera un líder transformacional: aquel que con una visión única pretende generar un cambio sustancial en su realidad y hace a otro parte de esa evolución.

El personaje toma su alias a partir de un proceso de enseñanza que imparte a sus coequiperos y que dura meses. Su tono explicativo y claro también genera empatía entre sus alumnos, quienes conforman su equipo de trabajo.

En este punto resalta su capacidad formadora. Esto significa que se toma tiempo para conocer las fortalezas y debilidades de la banda, y así potenciarlas mediante procesos de formación, tanto técnica como psicológica.

Valore a cada miembro de su equipo

De acuerdo con Álvaro Morte, quien interpreta a El Profesor en la serie, un líder no puede alcanzar una meta grande y a largo plazo, sin ayuda de un equipo fuerte, al que puede delegar tareas específicas. Por eso, su personaje en la producción convoca a ladrones que aportan diferentes habilidades a la consecución de un objetivo. El Profesor no podría lograr el robo de 1,100 millones de dólares si lo hiciera solo.

La empatía le ayuda a resolver problemas

Un de las razones por las que la Policía no puede atrapar a El Profesor en las dos primeras temporadas de la serie es su empatía. A pesar de ser un criminal, el personaje consigue resolver muchos problemas gracias a que es empático tanto con quienes se enfrenta como con los miembros de su equipo. Con estos últimos termina construyendo una especie de familia.

Reconozca el conocimiento del otro

"Si crees que tienes el control sobre todo, estás perdido”, dijo Morte sobre su papel como líder de la banda. De hecho, desde el principio El Profesor insiste en que cada uno de los convocados en la primera temporada aporta una habilidad especial y necesaria para el plan. Eso significa que reconoció el conocimiento de cada uno para ejecutar el plan.

Una por medio de un propósito en común

Todos los protagonistas son direccionados hacia su meta constantemente. “Parte de la revolución de La Casa de Papel y con lo que la gente se engancha es que los ladrones van en contra de un sistema creen que está mal manejado. Eso une a los protagonistas hacia una meta común. A pesar de que sea un robo, genera cierta empatía”, explicó Andrés Ramírez, consultor de Plurum.

Piense en todos los escenarios posibles

Un líder debe pensar en todos los escenarios posibles mientras ejecuta su estrategia. Como si fuera una partida de ajedrez, El Profesor siempre está un paso adelante. Si en alguna parte de su plan algo falla, está preparado y cuenta con un protocolo para seguir con la consecución de su objetivo. Eso sí, siempre cuidando la integridad de los miembros de su equipo.

Demuestre su capacidad estratégica

"Sin duda, la gente se enamora de su intelecto y capacidad estratégica”, agregó Ramírez sobre El Profesor. El líder de la banda siempre demuestra que tiene un plan, que lo conoce mejor que nadie y que no daría señales o pasos en falso si no tuviera en cuenta los resultados. Como puede ordenar todas las fuerzas para llegar a un fin último, genera confianza en las decisiones.

Cree un universo de preparación

Esa confianza que genera en líder en su equipo no solo viene de su empatía, sino también de su preparación. Este punto va muy de la mano con el conocimiento de los talentos del equipo para que el líder pueda aprovecharlos. De hecho, la cualidad formadora y el interés de El Profesor por potenciar sus destrezas son vitales en momentos de vida o muerte en la serie.

Piense en los procesos a largo plazo

"Para El Profesor, el robo nunca se trató en sí del dinero, sino de un golpe al sistema”, dijo Morte sobre su personaje. Para ello, El Profesor ideó pacientemente un plan, consideró los momentos y condiciones precisas para ejecutarlo, estimó un tiempo de convocatoria y preparación. En ese periodo también pudo desarrollar habilidades y establecer contactos necesarios para lograr el robo.

Guíe a través del buen uso de la tecnología

Este punto se relaciona estrechamente con el anterior. La serie evidencia el papel fundamental de la tecnología y las comunicaciones para estar pendiente de cada paso de un proceso u operación. Esto no solo significa que el líder puede supervisar a sus subalternos, sino que puede ayudarles a resolver los imprevistos en las situaciones que se les presentan.

Delegue tareas

Para que El Profesor pueda ejercer su liderazgo a control remoto, como si se tratara de una jornada de teletrabajo, deposita una gran confianza en el proceso de capacitación que llevó con su equipo. De acuerdo con Ramírez, ese nivel de autonomía, confianza y control, a pesar de no estar dentro de la operación, se logra gracias a que el líder de la banda supo delegar sus labore.