Antes que nada una breve aclaración: esta lista no se restringe a los libros publicados en 2013, ni pretende destacar entre ellos a los mejores . Para hacer ese tipo de listas tendría uno que leerlo todo, o, como diría alguien que conozco, leer lo que importa (aunque la definición de lo que importa sea bastante discutible).

1. Among Others de Jo Walton (Corsair) - en español: Entre Extraños (RBA)

Among Others de Jo Walton Morweena (Mori), una adolescente galesa, apenas sobrevive un enfrentamiento con su madre en el que queda lisiada y muere su hermana gemela. Refugiada con la familia de paterna en Inglaterra, se ve aislada en un internado donde su único escape son las novelas de fantasía y ciencia ficción que llegan a sus manos. Especie de diario, novela de formación y conmovedora confesión autobiográfica con trasfondo fantástico, trasciende cualquier descripción genérica para recordarnos la otra magia, esa que descubrimos en la adolescencia a través de la lectura y los mundos imaginarios.

2. La fragilidad de los cuerpos de Sergio Olguín (Tusquets)

La fragilidad de los cuerpos de Sergio Olguín Ningún libro de este año me provocó momentos de tensión insoportable como este policíaco político argentino. Verónica Rosenthal, periodista independiente de Buenos Aires, investiga el suicidio de un conductor de tren. La novela sigue la investigación, su romance apasionado y destructivo con un hombre casado y la conspiración de una mafia que manipula niños en un macabro juego de apuestas. Olguín se vale de los usuales obstáculos de verosimilitud de la investigación policial latinoamericana (corrupción, impunidad y absurdo sentido de la justicia) para aumentar la intensidad hasta niveles devastadores.

3. Papeles Falsos de Valeria Luiselli (Sexto Piso)

Papeles Falsos de Valeria Luiselli Este hermoso libro de textos que oscilan entre el ensayo, el diario y la crónica, empieza y termina en un cementerio, y en la búsqueda de una tumba cuya lápida sea, no sólo el portal del mundo imaginario, sino del entendimiento de ese otro que llamamos real. Luiselli alterna la exploración de momentos de aparente trivialidad cotidiana y mapas urbanos, con lúcidos apuntes de filosofía y literatura, en los que cada palabra parece elegida con precisión insólita. Lo más asombroso es que consigue eliminar la distancia con el lector, invitándonos a observar, reflexionar y sentir con ella, como si la estuviéramos acompañando (o ella a nosotros) en paseos por las calles, buscando libros después de una mudanza o realizando trámites en la burocracia veneciana.

4. Crematorio de Rafael Chirbes (Anagrama)

Crematorio de Rafael Chirbes Tomando como punto de partida la muerte del hermano de Rubén, un constructor y especulador inmobiliario del imaginario puerto mediterráneo de Misent; Chirbes se sumerge en una serie sucesiva de monólogos interiores, densos y profundamente literarios, que tienen la extraordinaria virtud de encontrar voces únicas e identificables para sus personajes, sean narrados en primera persona o no. La historia revela un entramado de corrupción, intereses, amores frustrados, pasiones, ambición, egoísmo y resentimiento familiar; y parece regodearse en evitar simplificaciones. Al contrario, tal pareciera que al contrastar seres y visiones tan distintas, de la superficial y cursi hasta la culta y sensible, consiguiera que el espacio de exploración de la mente, ciudad, familia y sus correspondientes extrapolaciones a la España y Europa del capitalismo salvaje, sean de profundidad insondable.

5. La verdad sobre el caso Harry Quebert de Joel Dicker (Alfaguara)

La verdad sobre el caso Harry Quebert de Joel Dicker Este policíaco suizo que transcurre en EU arrasó con los premios literarios franceses y escaló velozmente las listas de más vendidos. Goldman, un escritor de éxito con problemas de bloqueo regresa al pueblo donde pasó su juventud a investigar un caso de asesinato que involucra a su viejo amigo, escritor legendario y mentor, Harry Quebert. Dicker juega con todos tipos de niveles meta con habilidad, sea porque estamos leyendo la novela que Goldman escribe a propósito del caso, fragmentos de la de Harry, los consejos del mentor al discípulo, y distintas versiones contrapuestas de lo sucedido treinta años atrás, al grado que la verdad del título, en este misterio seductor, lúdico y satisfactorio sea capaz de jugar con los alcances de nuestra perplejidad.

6. The Rook de Daniel O’Malley (Head of Zeus)

The Rook de Daniel O’Malley El cuerpo que llevas puesta solía ser mío , es el inicio de una primera novela deslumbrante. Donde O’Malley inventa un mundo donde lo sobrenatural es tan común y peligroso que el gobierno británico crea una organización secreta para regular, combatir y enfrentarlo. Se trata de la Checquy, con un cuadro organizacional ajedrecístico, y una corte con más intrigas que los Tudores. La mayor virtud de O’Malley, además de ser inteligente y visionario en su manejo de la ciencia ficción y el terror, es su sentido del humor. Así, perturba, nos pone a temblar y a reír a carcajadas de una página a la otra, como si Stephen King, Monty Phyton y David Cronenberg se alternaran el teclado, o hubieran sido fusionados en una de las pesadillas que circulan por sus páginas.

7. Pasajeros con destino de Julieta García González (Cal y Arena)

Pasajeros con destino de Julieta García González La más reciente entrega de una de las escritoras más dotadas de su generación es un volumen de relatos que exploran en más de una manera el fin del mundo, sea el ese que conforma lo que consideramos real, como también el que habitamos sólo en nuestra mente, con nuestras obsesiones y delirios. No hay desperdicio en estos textos, sea el escritor agobiado por los ladridos de un perro, la mujer voluntaria en un asilo psiquiátrico, el intento de hacer periodismo en poblados bucólicos y peligrosos, o la llegada de barcos abandonados con niños en un puerto del norte europeo. Perturbador por momentos, con humor casi perverso en otros, este es un viaje con destino en el que más nos vale sacar pasaje.

8. Between summer’s longing and winter’s cold de Leif GW Persson (edición en inglés de Black Swann) En español: Entre la promesa del verano y el frío del invierno (Booket)

Between summer’s longing and winter’s cold de Leif GW Persson Son muchas las novelas y los autores escandinavos que han llegado a nuestras mesas de novedades en años recientes. El furor que ha despertado el policíaco proveniente de esas regiones llenas de hielo y asesinatos brutales, tiene tanto que ver con sus misterios como con el morbo de espiar las cloacas de los parientes ricos, esos que enarbolan las sociedades justas y perfectas detrás de las cuales hay la misma miseria humana que en todas partes. Este volumen inicia la trilogía en que Persson, criminólogo experto y expolicía, explora los sucesos que llevaron al asesinato del primer ministro Olof Palme en 1986. Quienes esperen la sobriedad gélida sin ambivalencias morales de otros autores, se llevarán una sorpresa, Persson escribe como lo harían James Ellroy o John Le Carré, si fueran suecos.

9. The childhood of Jesus de J.M. Coetzee (Harvill Secker) En español: La Infancia de Jesús (Mondadori)

The childhood of Jesus de J.M. Coetzee Un hombre y un niño encuentran refugio en un extraño país latinoamericano. La geografía y el lugar son indefinibles, salvo que se habla español y a todo recién llegado se le asigna un nombre y una profesión. Pronto cae en cuenta el sitio está habitado exclusivamente por refugiados como él, gente que desechó su pasado hasta el olvido para empezar de nuevo. En lugar de la alegoría religiosa que sugiere su título, Coetzee nos entrega una historia en apariencia simple pero progresivamente perturbadora, con personajes que debaten temas filosóficos que conciernen la vida, la crianza, el destino y hasta la estructura social y el sentido del espíritu en el individuo. Una lectura tan hermética como inquietante.

10. Después del terremoto de Haruki Murakami (Tusquets)

Después del terremoto de Haruki Murakami Seis relatos que giran alrededor (o toman como pretexto) el terremoto que asoló la ciudad de Kobe en 1995. Sus protagonistas son afectados por el suceso en forma distinta, sea literal o alegórica, pero principalmente porque repercute en sus vidas y los lleva a crisis personales muy particulares. Murakami que puede resultar excesivo en sus novelas de largo aliento, muestra sus mejores recursos en la forma breve. Nunca más lúcido que en Tailandia sobre la amistad de una doctora visitante a un congreso y el chofer que la lleva de paseo o en el triángulo romántico sentimental y conmovedor que cierra el volumen: La torta de miel .

11. Rendidos de Chang Rae-Lee (Anagrama)

Rendidos de Chang Rae-Lee Un recuento brutal de los efectos que la guerra de Corea tiene en June, niña superviviente y Hector y Sylvie, las personas que se proponen bien o mal salvarlos de una realidad infernal. La novela gira alrededor de los acontecimientos que los marcaron durante la guerra y posguerra, y los seres rotos, llenos de secretos y culpa, en que se convirtieron años después. Un texto absolutamente estrujante sobre la búsqueda de redención o si acaso un ápice de reconciliación con la vida. Lee parece dispuesto a explorar sin contemplaciones la respuesta a una pregunta imposible: ¿qué hace la guerra con la gente más allá de las marcas físicas? ¿Qué hace con su espíritu? Y lo hace sin explicar o simplificar a sus personajes, tan complejos, contradictorios y vulnerables como cualquiera de nosotros.

REEDICIÓN DEL AÑO

El gran Gatsby de Scott Fitzgerald, la edición de Sexto Piso con traducción de Justo Navarro e ilustraciones de Jonny Russo, una auténtica joya.

DESTACADOS

Mi Querida Vida de Alice Munro (Lumen), Claire Dewitt y la ciudad de los muertos de Sara Gran (Destino), Mr Gwyn de Alessandro Baricco (Anagrama), Joyland de Stephen King (Hard Case / Random), Tuya de Claudia Piñeiro (Alfaguara), Flores oscuras de Sergio Ramírez (Alfaguara), El poeta de Gaza de Yishai Sarid (Mondadori), Ready Player One de Ernest Cline (Crown), World War Z: An Oral History of the Zombie War de Max Brooks (Crown), Aftermath de Peter Robinson (PAN), Knots and crosses de Ian Rankin (Orion).