Países como España, Alemania y Reino Unido llevan 20 años de ventaja y experiencia en el tema de la transferencia tecnológica. Lo que para México es una nueva política en maduración, ya es fruto con impacto social en países que han apostado por construir una sociedad del conocimiento.

Tenemos investigación de muy alto nivel y creo que con los esfuerzos que se han hecho en el país, con la certificación de las 76 oficinas de transferencia de conocimiento (OT), en cinco años se podrán ver resultados con desarrollos de alto nivel en el mercado, porque se va a interconectar la buena ciencia con el sector productivo nacional e internacional , dijo Luis Beltrán Morales, presidente de la Red Mexicana de Oficinas de Transferencia de Tecnología.

De acuerdo con Miguel Chávez Lomelí, director de Negocios de Innovación y Secretario Técnico del Fondo Sectorial de Innovación (Finnova), el modelo tiene una particularidad con respecto a lo que sucede en otras partes del mundo, pues permite la posibilidad de que organizaciones no lucrativas, como las cámaras empresariales o incluso organizaciones lucrativas puedan contar con una oficina de transferencia; la condición es que estén asociados a una instancia que genere conocimiento .

Las oficinas certificadas están en 19 estados, por lo que se busca crecer este número para fortalecer el ecosistema de innovación, transferir, comercializar tecnologías, visibilizar la oferta tecnológica de las instituciones o centros de investigación, y, así, profesionalizar las capacidades de las OT, para generar una cultura fuerte en materia de propiedad intelectual.

Lomelí, funcionario del Conacyt, sostuvo que a la fecha se han destinado 104 millones de pesos para proyectos de empresas que solicitan bonos de consultoría y a proyectos de transferencia hacia el mercado a cargo de las empresas .

EN BAJA CALIFORNIA, LA PIONERA

La primera oficina certificada en el país fue la del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste SC (Cibnor), registrada en el 2012, sin embargo, sus antecedentes de formación son del 2008.

Gracias a la certificación de la oficina y a una articulación provocada en Baja California Sur hemos podido gestionar en los últimos tres años cerca de 250 millones de pesos, en conjunto con empresas para transferir tecnología, en cualquiera de sus fases, desde la idea hasta su llegada al mercado, validación, prueba de concepto, escalamiento, comercialización en todas esas fases, todo es en conjunto con la empresa (…) y de atender a siete empresas ahora atendemos 24 , indicó Beltrán Morales, titular de la Oficina de Transferencia Tecnológica de Cibnor, que tiene 12 patentes, de las cuales tres se lograron transferir y por las que se reciben regalías.

SI LA POLÍTICA TARDA, LA COSTUMBRE MÁS

De acuerdo con Carmen Álvarez-Buylla, directora de Vinculación y Desarrollo Institucional del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), en México hay poca cultura de protección, de aprovechamiento, de transferencia, de utilización, de vinculación con la industria y de aprovechar lo que nosotros mismos generamos .

La políticas al respecto son de reciente creación: en el 2009 se incorporó la dimensión de innovación a la Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación, y en el 2011 se creó el Fondo Sectorial de Innovación (Finnova) y la política de las OT.

Para Álvarez-Buylla, los tres componentes esenciales para poder apropiarse del conocimiento, a través de una patente o de alguna figura de la propiedad industrial, son: evaluar que sea nuevo para el mundo; que tenga una actividad inventiva y que tenga aplicación industrial.

El Inmegen tiene en trámite dos solicitudes de patente, una ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, para un biomarcador para detección temprana del cáncer de hígado, y otra en EU, para un marcador de una mutación en cáncer de mama, que hace posible el tratamiento.

Miguel Chávez, secretario técnico del Finnova, aceptó que el fondo sectorial como política de transferencia es reciente dentro de la batería de instrumentos de política pública y que apenas se va dando un fenómeno de crecimiento, de hecho, estamos por cerrar la tercera convocatoria de certificación y esperamos tener de nuevo una importante postulación de propuestas de las más diversas organizaciones .

OT, un esfuerzo premiado

Haz clic en la imagen para ampliarla

[email protected]