Este 10 de agosto se estrena La casa de las flores, el nuevo show de Netflix que marca el retorno de Verónica Castro a la televisión, con un elenco integrado por Verónica Langer, Aislinn Derbez, Cecilia Suárez y Arturo Ríos, entre otros.

Al respecto, la actriz Verónica Langer comentó para El Economista: “La historia habla de esta familia disfuncional en la que se sacan los trapitos al sol y es un poco como quitarse la polilla y hacer una televisión propositiva, una televisión crítica que divierta. La historia no tiene prejuicios. Venimos de una televisión mojigata, y eso se ha ido rompiendo un poco, pero se necesita romper más, y en ese sentido la serie es una punta de lanza, al menos para la televisión mexicana”.

La casa de las flores se desarrolla en una florería familiar llena de secretos disfuncionales. Un día, el patriarca de la familia se da cuenta de que su amante de mucho tiempo ha muerto de manera repentina y decide llevar a sus hijos junto a su esposa y familia actual, quienes no sabían de su existencia. La serie explora la necesidad de proteger y perdonar a los seres queridos, sin importar lo incómodo que eso pueda ser.

“Estoy muy feliz. Es un proyecto muy vital y muy rico, es un proyecto ambicioso con gente de primer nivel en todos los sentidos. Manolo Caro, que es un director fantástico, inteligente, acucioso, por supuesto con gente que vale mucho la pena trabajar. Yo me acuerdo de alguna vez que estaba trabajando en una telenovela, que me dieron el libreto en maquillaje (...) y le das una leída y como puedes te enchufas el chícharo y vas y haces la escena, pero eso no puede ser igual en una serie que se hace en tres meses, donde tienes los libretos y sabes a dónde va tu personaje”.

“En otra novela, mi personaje daba unos bandazos, íbamos en el capítulo 40 como de 250, y no sabíamos nunca a dónde íbamos. Hasta que le dije a mi director: ‘No quiero saber cómo termina, pero sólo dime si soy buena o soy mala, porque no acabo de agarrar la onda’. El tiempo te da la posibilidad de mejorar todo: mejor fotografía, los libretos se piensan mucho. La búsqueda de la calidad es diferente a una telenovela”, agregó.

Con respecto al personaje que interpreta, que es la mejor amiga del personaje de Verónica Castro, Langer nos comentó lo siguiente: “Me gusta que es un personaje molón y que da mucha guerra porque se mete en lo que no le importa, y le cae mal a los otros personajes, su presencia molesta y eso es muy divertido”.

Para Langer, la sociedad vive momentos de mucho cambio en cuestiones de pareja y de familia: “Creo que a veces la sociedad es conservadora y no acaba de aceptar y verlo reflejado en la televisión. Estas situaciones conflictivas ayudan a la reflexión, la comedia sirve para criticar, para pensar. Dicen que el arte no cambias las cosas, pero yo creo que aunque sea puede poner un granito de arena”.

La casa de las flores estará disponible este 10 de agosto en la plataforma de streaming Netflix.