Tras un emotivo artículo en la revista The New Yorker, donde confesó que fue violado a los ocho años, el presidente del prestigioso premio Pulitzer, el escritor estadounidense de origen dominicano Junot Díaz, fue denunciado por agresión sexual por una joven y renunció a su cargo.

La organización del Pulitzer anunció que llevará a cabo una investigación independiente sobre las acusaciones, con la cual el escritor colabora. Por ahora Díaz, de 49 años y nacido en República Dominicana, seguirá integrando el directorio.

El 4 de mayo, la periodista Zinzi Clemmons le preguntó en medio de un simposio en Sydney por qué la había tratado tan mal hace seis años, cuando ella era una estudiante en la Universidad de Columbia.

Luego contó en Twitter que Díaz la arrinconó y besó entonces sin su consentimiento, y aseguró que está lejos de “ser la única” que sufrió una agresión sexual por parte del escritor.

En abril, Díaz publicó un artículo en The New Yorker que relata su violación cuando era niño y el trauma y los problemas que esto le generó durante toda su vida, de la infidelidad al alcoholismo, el insomnio y la depresión.

Clemmons asegura que el artículo fue escrito para justificar sus abusos, frente al temor de que el movimiento #MeToo contra el abuso sexual los revelara.

El autor de La maravillosa vida breve de Óscar Wao, que le valió el Pulitzer en el 2008, dijo en un comunicado tras las acusaciones que se debe educar a los hombres sobre el consentimiento.

“Me hago responsable por mi pasado. Esa es la razón por la cual tomé la decisión de contar la verdad sobre mi violación y sus consecuencias dañinas. Esta conversación es importante y debe continuar”, dijo.

“Estoy escuchando y aprendiendo de las historias de las mujeres en este movimiento cultural esencial y largamente esperado. Debemos continuar enseñando a todos los hombres sobre el consentimiento y los límites”, añadió Díaz.

El nuevo presidente del Pulitzer, quien estará de manera temporal en el puesto, es Eugene Robinson, columnista del Washington Post.

Desde el estallido del escándalo sobre Harvey Weinstein en octubre, denunciado por abuso, agresión sexual o violación de más de un centenar de mujeres, decenas de hombres poderosos del mundo de las artes, la moda, la política, los medios y el entretenimiento han sido han sido acusados de abuso sexual.