El anuncio que hiciera la cadena británica BBC durante la final de Wimbledon 2017 respecto a que la actriz Jodie Whittaker se convertiría en la protagonista principal de la nueva temporada de Doctor Who fue recibido entre una mezcla de alegría y temor, tan común en las series o películas en donde las mujeres interpretan papeles tradicionalmente masculinos.

Tras la noticia, hubo una lluvia de elogios por la selección de la actriz, una decisión progresista. Otra parte de la crítica reveló su incredulidad de que el protagonista, un extraterrestre humanoide viajero a través del tiempo conocido como Doctor Who, pudiera ser interpretado por una mujer, por el solo hecho de que en las anteriores 12 temporadas había sido interpretado por hombres.

Al parecer la costumbre no se le cuestiona. Pensemos en otro personaje emblemático que siempre ha sido protagonizado por hombres: James Bond. Por esta razón, Whittaker se convertirá en una especie de estudio de caso.

¿Tendrá éxito?

Los primeros informes sobre el debut de la serie en Estados Unidos, este domingo indican que el programa será el más visto en la historia de la serie.

En Gran Bretaña, el estreno de la serie rompió record de audiencia con 8.2 millones.

En Estados Unidos, se podrá ver a través de la señal BBC America los domingos por la noche.

Variety calificó al primer capítulo como “impresionante”. La influyente crítica Jeva Lange declaró en la semana que Whittaker “será un gran doctor; de hecho, podría ser la mejor en una generación”.

“Una hermosa y completa reinvención de #DoctorWho”, expresó el escritor Paul Cornell.

¿Cree que el techo de cristal está roto?, le pregunto al actor Chris Chibnall. “Pienso que éste es un paso positivo en la dirección de la igualdad, pero el techo no está roto”.

Atentos al estreno.