El exceso de información en las personas genera el síndrome de la Infoxicación, el cual esta caracterizado por ansiedad y angustia ante la posibilidad de perder comunicación, señaló el psicodramatista y terapeuta gestáltico argentino, Jorge Bucay.

El también escritor ante clientes de la firma Grant Thornton, detalló en conferencia de prensa que cada día las personas están expuestas a información equivalente a 174 periódicos de 85 páginas cada uno, cuando en 1980 eran 40 diarios.

Agregó que el principal detonante de la infoxicación es la sobreoferta de información de aproximadamente un millón de periódicos, 100,000 agencias de noticias, más de 1,000 canales de televisión y millones de páginas de Internet en el mundo.

Jorge Bucay mencionó que, además, en la web 50% de los datos a los que están expuestas las personas es de índole financiera, lo anterior, aunado a que el índice de duplicación de conocimientos hoy en día es de aproximadamente tres años.

Por otro lado, al hablar de las empresas conscientes, explicó que las organizaciones actuales se enfrentan a cambios continuos, por lo que recomendó no ambicionar el lugar de nadie y evitar "asustarse del miedo", así como buscar nuevos puntos de vista, aprender de los fracasos, buscar alternativas y dimensionar el verdadero valor de las cosas.

Agregó que es importante vencer la tendencia a exagerar las dificultades y valorar los pequeños logros así como eliminar la tendencia de controlar todo y priorizar la búsqueda de resultados.

El terapeuta y escritor comentó que existen dos tipos de empresas, las humanizadas y las depredadoras, las primeras se ocupan de resaltar valores y priorizar recursos humanos, así como lograr el equilibro de sus trabajadores entre su vida personal y laboral; en tanto que las segundas buscan que sus empleados estén sobre implicados lo que impulsa a la adicción al trabajo.

En este sentido Bucay aseveró que los consumidores "premiarán a las empresas humanizadas y castigarán a las firmas depredadoras".

Explicó a su vez que en las compañías en las que predomina el esquema depredador existe una alta rotación laboral, ya que los empleados abandonan sus empleos por la excesiva carga de trabajo, pocas oportunidades de crecimiento, bajo salario, nula participación en la toma de decisiones y falta de tiempo para atender cuestiones personales.

En contraparte, abundó Bucay, las empresas que tienen un esquema humanizado en sus prácticas laborales ofrecen a sus empleados oportunidades y crecimiento, trato digno, reconocimiento y la certeza de un futuro mejor.

apr