Durante décadas se ha dicho que los hombres y las mujeres son tan psicológicamente distintos que podían proceder de planetas completamente diferentes. Pero un nuevo estudio muestra que es hora de que las teorías Marte/Venus sobre los sexos regresen a la Tierra.

De la empatía y la sexualidad a la inclinación a la ciencia y la extroversión, el análisis estadístico de 122 características diferentes que involucran 13,301 personas muestra que los hombres y mujeres, por lo general, no se encuentran en grupos diferentes. En otras palabras, no importa lo extraño e inescrutable que su pareja pueda parecer, su género es probablemente sólo una pequeña parte del problema.

La gente piensa acerca de los sexos como categorías distintas , dice Harry Reis, coautor del estudio: ¿Niño o niña? es la primera pregunta que se hace a los padres sobre su recién nacido y el sexo persiste durante la vida como la característica más generalizada para distinguir categorías entre los seres humanos .

Pero la dicotomía a menudo se desmorona bajo el escrutinio estadístico, dice Bobbi Carothers, quien completó el estudio como parte de su tesis doctoral en Rochester. Por ejemplo, no es nada raro que los hombres sean empáticos y las mujeres sean buenas en matemáticas, características que algunos estudios han asociado con el otro sexo, según Carothers.

El sexo no es tan confinante a una categoría como nos quieren hacer creer los estereotipos e incluso algunos estudios académicos , añade.