Desde que surgió el Homenaje de Caricatura La Catrina, que tiene lugar en el Encuentro Internacional de Caricatura e Historieta de la FIL, la estatuilla inspirada en la más célebre creación de Posada ha sido recibida por grandes dibujantes.

Fontanarrosa, Quino, Magú, El Fisgón, Rius, Helio Flores y Sergio Aragonés son algunos de los hombres que se han llevado a la Flaca a su casa. Pero de todos ellos, ninguno como Hernán Vidal, Hervi, el homenajeado de este año. Él es el único que puede presumir de haber recibido, durante la ceremonia de homenaje, una llamada del presidente Enrique Peña Nieto.

Hola. ¡Señor Presidente de México! Qué gusto escucharlo en la FIL. Estaba a punto de leer mi speach… sí, speach… ¿pich?… de empezar a hablar. ¡Qué coincidencia se ascensiones! Yo a la Catrina y usted a la presidencia , dijo Hervi mientras simulaba hablar por teléfono con Peña, arrancando una y otra vez las risas de la gente congregada en el auditorio Juan Rulfo de la FIL.

Y es que en repetidas ocasiones exhibió la ignorancia del presidente. Yo soy de Chile , respondió cuando le ofrecieron el Ministerio de Cultura del país. No, de Xalapa no, de chile. Los jalapeños son otros. Soy de Chile el país. Uno largo, largo, largo. ¿Tiene un globo terráqueo? Sí, busque… no, ese es China. Sí es largo y ancho. Este chile es largo y flaco. Sí, ahí en el culo… en el culo del mundo , bromeó Hervi.

Una vez terminada la llamada disculpen, no podía dejar de atenderlo , dijo dirigió unas palabras en las que agradeció a todos por el reconocimiento y dijo que en Chile la caricatura política tiene una tradición que se remonta a los tiempos en que el país sudamericano luchaba por su independencia. Luego, dedicó el reconocimiento a Pepo, el célebre creador de Condorito, quien fuera su maestro a los 12 años.

También agradeció a México por la solidaridad que ha mostrado siempre para con el pueblo chileno y, sobre todo, dio gracias a la gente del poder por darnos todos los días temas tan jocosos, aunque repudio totalmente cuando se exceden . Y para cerrar, dijo estar agradecido con la vida, por todas esas cosas lindas que dice Violeta Parra, pero también doy gracias a la muerte, esa anoréxica sonriente, con sus ojos negros como la tinta china que tanto que nos hace reír .

Previo a las palabras del chileno, Mario Albero Orozco Abundis, rector del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño de la Universidad de Guadalajara, hizo un repaso de la trayectoria del dibujante, destacando su paso por los diarios Mercurio, Últimas Noticias, La Nación y La Tercera. Al referirse al régimen de Augusto Pinochet, señaló que éste había sido benéfico para los dibujantes de esos tiempos porque lo prohibido siempre destaca y la censura resulta beneficiosa para la creatividad .

Una vez terminado el acto, ya con la estatuilla y su diploma en las manos, Hervi se fue, luego de recibir el abrazo de sus colegas José Palomo y Rius, otrora ganadores de La Catrina, para con alegría a la lista que incluye ya a una decena de dibujantes.

RDS