La familia de Avicii ha publicado un segundo comunicado sobre su fallecido hijo esta semana en el que dicen que el famoso DJ no “no podía seguir” y “quería encontrar paz”.

El DJ y productor nominado al Grammy, cuyo nombre verdadero era Tim Bergling, fue encontrado muerto la semana pasada en Mascate, Omán a los 28 años. No se revelaron detalles sobre su muerte.

“Nuestro amado Tim era un inquiridor, una frágil alma artística que buscaba respuestas a preguntas existenciales. Un muy exitoso perfeccionista que viajaba y trabajaba duro a un ritmo que lo llevó a tener un estrés extremo”, decía el comunicado publicado el jueves. "Cuando dejó de estar de gira quería encontrar el equilibrio en su vida para poder ser feliz y hacer lo que le gustaba más: música”.

En el pasado Avicii había sufrido de una pancreatitis aguda, en parte por beber demasiado. Después de que le retiraron la vesícula biliar y el apéndice en 2014, canceló una serie de conciertos en un intento por recuperarse.

El músico sueco se retiró de los escenarios en 2016 pero siguió produciendo álbumes y canciones.

"Tim no estaba hecho para la máquina de negocios en la que terminó. Era un hombre sensible que amaba a sus admiradores pero evitaba los reflectores”, decía el comunicado. “Tim serás amado por siempre y te echaremos tristemente de menos. La persona que eras y tu música mantendrá tu memoria viva”.

Previamente en la semana la familia de Avicii agradeció a los fans por su apoyo en los días tras la muerte del súper DJ en los que recibió homenajes de músicos y admiradores por igual.

Los éxitos de Avicii incluían "Wake Me Up" y "Le7els". Era un astro internacional que llegó a reunir a cientos de miles de fans en festivales que encabezó.