De los más de 50 establecimientos que forman parte de la Red de Librerías Independientes (RELI), en la República Mexicana, 50% se ha declarado en riesgo de no poder continuar con su actividad comercial una vez que el semáforo epidemiológico permita la reapertura de este sector considerado como no esencial. Solamente 29.2% considera que tiene la solvencia para retomar sus actividades una vez superadas las restricciones por la emergencia sanitaria y, en contraparte, 20.8% ha confirmado que definitivamente ya no podrá continuar.

Dicha información fue recabada por la presidencia de la RELI, que encabeza la librera Claudia Bautista, quien conversó con este diario a propósito del lanzamiento, este jueves, de la plataforma de comercio electrónico libreriasindependientes.com.mx, que, con el apoyo de la cadena El Sótano, una de las principales socias mayoristas de la red, busca sumar al sustento económico de las librerías en riesgo.

“La iniciativa fue de ellos (El Sótano) al saber que la mayor parte de las librerías de la RELI no contamos con una plataforma de e-commerce. Y lo vimos con buenos ojos porque si nosotros no vendemos tampoco ellos lo hacen”, declaró Bautista.

Por su parte, Edgar Hernández Tapia, gerente de proyectos especiales de El Sótano y coordinador de la plataforma, compartió que, como parte del convenio que la cadena librera tiene con la RELI y por el interés compartido para el sustento de la cadena del libro, El Sótano ha puesto a disposición de los usuarios de internet un catálogo de 80,000 títulos editoriales. Con cada adquisición, el comprador puede elegir a la librería de la RELI que quiere beneficiar con un porcentaje de su compra.

“La vulnerabilidad de las librerías independientes no solamente tiene que ver con las limitación de su infraestructura tecnológica sino que, muchas veces, con las condiciones comerciales bajo las que tienen que sustentarse. Estamos poniendo a su alcance herramientas estadísticas para  acelerar un proceso de profesionalización que las independientes han ido buscando”, comentó Hernández Tapia.

So pretexto del lanzamiento de esta plataforma, dijo, El Sótano y la RELI generarán sesiones de enriquecimiento sobre estrategias de comercio electrónico y marketing para unificar herramientas y criterios de manejo de cifras para el comercio en línea.

“La concepción de la plataforma atiende a la necesidad de la emergencia, pero no es un proyecto que se cortará después de determinado tiempo. La idea es que la RELI viva una primera experiencia en esta modalidad y permita a sus clientes acostumbrarse a esta dinámica, de manera que, bajo sus propios intereses, vaya desarrollando la infraestructura para tener su propia plataforma. Uno de los elementos más característicos de estas librerías es el contacto con los lectores, pero es necesario que tengan una base tecnológica”, agregó.

Claudia Bautista confirmó que la RELI pretende tener un sitio de comercio electrónico comunitario en el que todos los establecimientos puedan subir sus catálogos y el lector pueda elegir entre la oferta, ya sea por cercanía geográfica o afinidad. Sin embargo, refirió, para ello se requiere de una coordinación de la red para la gestión de los catálogos y el manejo de metadatos.

“En la RELI hemos estado muy activos, tratando de hacer conciencia sobre la importancia de las librerías pequeñas, porque no solamente vendemos libros sino que proporcionamos compañía, espacios, oportunidades de hacer comunidad, somos buenos animadores a la lectura. Es en las librerías pequeñas donde se generan los lectores habituales y no los ocasionales. Dentro de la Estrategia Nacional de Lectura, si bien sí hemos sido escuchados, ha faltado un plan concreto en donde se nos tome como algo relevante para el país”.

Dijo que si bien urge la implementación de la política de tasa cero para el pago del Impuesto del Valor Agregado (IVA) de las librerías, desde la RELI se defiende aún más la regulación del precio único puesto que será la vía para generar competitividad con las editoriales y cadenas de librerías.

“No facturamos mucho. Económicamente no tenemos gran peso, pero el trabajo que hacemos formando lectores habituales merece ser visto, protegido y reconocido”, concretó la librera.

[email protected]