El coronavirus SARS-CoV-2 se transmite de una persona infectada a otra: a través del aire, al toser y al estornudar. También al tocar o estrechar la mano de una persona enferma o al tocar un objeto o una superficie contaminada y llevarse las manos sucias a la boca, a la nariz o a los ojos, según información colocada en la página web del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La Clínica Mayo considera fundamental limpiar y desinfectar las superficies de alto contacto todos los días, para evitar la propagación del virus. 

Diversos especialistas han investigado que los coronavirus en general son capaces de sobrevivir en superficies inanimadas hasta por 9 días.

“Las superficies inmediatas alrededor de un paciente con la infección del Covid-19 son las que con mayor probabilidad se contaminan”, publica el hospital Médica Sur en su página de Internet. 

Superficies de contacto

Las superficies de contacto frecuente son todas aquellas que estén al alcance de tus manos. Es decir, mesas, manijas de las puertas, interruptores de luz, escritorios, computadoras, excusados, grifos, lavabos, etcétera. 

Médica Sur recomienda el uso de productos químicos, como desinfectantes, para matar los gérmenes en las superficies. Este proceso puede disminuir aún más el riesgo de propagar la infección.

Considera que luego de la limpieza, es necesario usar un desinfectante de uso doméstico, siguiendo las instrucciones de uso en productos comerciales para garantizar su uso y eficacia en las diferentes superficies.

En el caso de los artículos electrónicos como tabletas, teléfonos celulares, teclados, computadoras, también es fundamental, la limpieza y desinfección y además, sugieren desenchufar los aparatos electrónicos y asegurarse que los dispositivos estén apagados.

patricia.ortega@eleconomista.mx