Hace como un año, el actor y dramaturgo Mario Monroy se hallaba en una crisis existencial cuando de pronto vio una convocatoria para irse a China a cuidar pandas por un año. Fue tentador, pero finalmente se quedó y pudo canalizar esa sensación en su obra teatral Abrazar a un panda, que se estrena este jueves 19 de enero en el teatro La capilla.

La puesta en escena dirigida por Ricardo Rodríguez y estelarizada por Memo Villegas, cuenta la historia de un futbolista de tercera división que está a punto de jugar un partido clave: la final del campeonato que podría llevar a su equipo a la segunda división. Por otro lado, en este partido, el protagonista podría romper el récord de goleo del club, que por lo pronto, sostiene su hermano mayor.

Él tiene un desorden y tiene que pensar mucho para mover tal o cual extremidad. Eso es algo con lo que ha aprendido a vivir, pero con un nivel alto de estrés; se le sale de las manos y esto puede llevarlo a cometer un error fatídico en el día más importante de su vida. Es una tragicomedia. Es un espectáculo unipersonal, donde Memo interpreta a varios personajes y está acompañado de un músico y de proyecciones que refuerzan sus ideas , nos comenta Mario, el autor del texto.

Mario escribió la obra especialmente para Memo Villegas, quien contaba con una beca del FONCA y decidió meter este espectáculo como uno de sus proyectos finales.

El dramaturgo ahonda más sobre el tema de su obra: Creo que la sociedad en general te va reclamando cosas, y siempre te va aplaudiendo y abucheando. Estamos condicionados a cumplir expectativas como en el fútbol. En este deporte siempre se agarra a un ídolo sobre el cual recae el peso del equipo, anulando así el conjunto. No vamos a ver jugar el Barcelona, vamos a ver jugar Messi, eso dice la gente. Y esa presión es grande. Si no cumples, el pueblo te lapida con todo y redes sociales .

La gente descarga sus frustraciones en distintos niveles... hay quienes las descargan en los partidos de su hijo o en partidos de equipos que pertenecen a ciudades que no pueden ni señalar en un mapa. El fútbol es muy catártico, hacer un gol es lo mejor. La gloria y la ignominia están muy cerca... a sólo 90 minutos. Por ejemplo, en la final del América contra Tigres, el América se fue al hoyo en los últimos cinco minutos. Eso también te puede pasar en la vida, la diferencia es cómo tomas esa derrota y cómo te levantas. La idea de abrazar un panda es una metáfora de huir para hacer tierra y luego regresar , nos dice el dramaturgo.

Mario habla sobre las redes sociales: De entrada, no todos son lo que dicen ser... de por si tenemos varias personalidades en la vida me comporto distinto con mis papás que con mi novia , en el Internet somos otra persona. Pueden ser el diablo... (las redes) son una gran herramienta y como todo gran invento puede ser usado para algo constructivo y destructivo .