“Los fideicomisos —como Fidecine y Foprocine—no desaparecen de un día para otro sino cuando terminan los compromisos que tienen contraídos, y todos los recursos que están en ellos ya los tienen a través de convocatorias o convenios. Hasta que eso no termine, la figura del fideicomiso no se transformará en otra que es en la que se está trabajando desde el propio Imcine y que será la que dé los apoyos y la continuidad para que en ninguna de las convocatorias se quite”.

Lo anterior fue reiterado por la subsecretaria de Desarrollo Cultural, Marina Núñez Bespalova durante la conferencia virtual de presentación del Programa de Reactivación Cultural en la Ciudad de México a la pregunta de este diario sobre la incertidumbre en la comunidad cinematográfica generada por la negativa de parte de la Cámara de Diputados para la reserva que garantizaba la inclusión de los montos de ambos fondos en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 (PEF 2021) para su administración desde el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine).

La funcionaria agregó que incluso se prevé un reordenamiento en el Instituto en torno a las convocatorias que estuvieron a cargo de ambos fondos y las que se han agregado recientemente. “No adelantemos vísperas. El proyecto está en la Cámara de Diputados y veamos qué resulta de la negociación que tienen que tener en el orden legislativo”, dijo.

Sobre si la dependencia ha considerado intermediar para modificar el plan del proyecto “Bosque de Chapultepec: Naturaleza y Cultura” en términos presupuestales —dado que este proyecto tiene considerados para el Proyecto del PEF 2021 con poco más de 3,500 millones de pesos— que permitan inyectar más recursos al sector salud o garantizar a partir de este los apoyos al cine o a otras áreas de la comunidad cultural, Núñez Bespalova declaró:

“Yo diría que intentemos empezar a ver a mediano y largo plazo. Este es un proyecto que va a intentar cubrir todas aquellas necesidades que ahora en una situación de crisis como esta están surgiendo; está tratando de recuperar espacios, ambientes, de reconectar unas secciones con otras (…) No podemos pensar en hacer proyectos culturales en un espacio tan grande sin acudir a nuestros artistas, a nuestros creadores, nuestros grupos. Siempre se va a pensar en ellos. No restemos. Son posibilidades”, explicó.

El director del Centro Cultural Los Pinos, Homero Fernández, por su parte, anticipó que el Plan Maestro del proyecto del bosque se presentará el próximo 7 de noviembre.

Además de los mencionados, en la conferencia estuvo presente María Guadalupe Lozada León, encargada de despacho de la Secretaría de Cultura, y Esther Hernández, directora de Vinculación Cultural federal, para dar a conocer cinco programas que se han echado a andar de manera coordinada para reactivar la actividad artística y de consumo de la cultura en los espacios públicos de la Ciudad de México.

Dichos programas son “Arte para la unidad”, una serie de actividades culturales en las colonias de la ciudad; “Palomazos”, ejercicios musicales y escénicos creados de inmediato entre artistas desconocidos entre sí y grabados en escenarios del Cenart y el Centro Cultural Helénico; “Encuentros fortuitos”, una serie de exposiciones fotográficas organizadas por el Centro de la Imagen y colocadas en áreas abiertas; “Contigo en las calles. Arte callejero”, a cargo de la Dirección General de Culturas Populares y Urbanas para enlazar el trabajo de pintores y muralistas con poetas y narradores, y, por último, “Reactiva tu imaginación”, un proyecto radiofónico a cargo de Radio Educación.

Núñez Bespalova adelantó que, si bien esto dio inicio en esta ciudad, se pondrá en marcha en el resto de las entidades en congruencia con los semáforos sanitarios.

ricardo.quiroga@eleconomista.mx