Por ser una ruta cultural única en América que unió la península de Baja California y la Alta California, en Estados Unidos, el Camino Real Misionero de las Californias será promovido como Patrimonio Mundial.

A través de un comunicado, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que desde el pasado 9 de diciembre diversos espcialistas trabajan en la integración del expediente técnico que permita una posible candidatura ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

NOTICIA: Nuevo Patrimonio Mundial en los Valles de Oaxaca

Al respecto, la arqueóloga Julia Bendímez Patterson, directora del Centro INAH-BC, recuerdó que desde 1996 se diseñó la estrategia Corredor Histórico para el rescate del patrimonio cultural y natural en torno a la ruta histórica.

Ahora, agregó, la meta era entrelazar iniciativas para la conservación, interpretación y utilización del corredor y dar impulso a un modelo de conservación, investigación y difusión de los sitios misionales, zonas paleontológicas, sitios arqueológicos, minas, pueblos, casas antiguas y edificios públicos ubicados a lo largo de la travesía histórica.

Se dará un paso más hacia la protección y difusión del Camino Real Misionero de las Californias con la conformación de un expediente con miras a obtener en el futuro, la distinción internacional de Patrimonio Mundial , aseguró la especialista.

NOTICIA: UNESCO añade 21 nuevos sitios a la lista del Patrimonio Mundial

Indicó que para lograrlo es necesario realizar una serie de reuniones académicas que permitan conformar el expediente, base para buscar el reconocimiento del Comité de Patrimonio Mundial de la Unes, luego de su evaluación previa por parte del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) y de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

Por lo anterior, durante la XVI edición de Balances y Perspectivas, diversos especialistas resaltaron las condiciones antropológicas e históricas relativas al Camino Real Misionero de las Californias.

NOTICIAS: INAH coordina rescate de imágenes de Guillermo Kahlo

El enfoque de los trabajos se caracterizó por fundamentar desde todas las disciplinas de la antropología e historia las circunstancias que hicieron nacer, funcionar y prevalecer hasta el presente dicha senda, con todos los elementos patrimoniales tangibles e intangibles asociados desde el siglo XVI hasta el XXI.

Como primeros pasos para conformar el expediente se acordó establecer el grupo de trabajo inicial para elaborar la ficha que integre la información y justificación sustantiva del Camino Real, a fin de presentarla a la Lista Indicativa Nacional de Patrimonio Mundial.

Además, se acordó una próxima reunión se realizará los días 12 y 13 de abril de 2016, en Tecate, Baja California, apoyado por la asociación civil CAREM, al frente de Hernán Ibáñez.

El Camino Real Misionero de las Californias es fruto de la misión evangelizadora de los jesuitas, franciscanos y dominicos, proyectado para mantener comunicados a los centros misionales.

A lo largo del Camino Real hay evidencia de que el medio ambiente natural fue modificado por el ser humano, por lo que puede analizarse un paisaje cultural lineal que combina lo cultural con lo natural, señala el INAH.

La ruta trazada bajo el ardiente sol del desierto durante la etapa misional (1697 a mediados del siglo XIX) entrelaza templos, objetos religiosos, oficios, fiestas patronales, danzas, música y comida.

Se trata de una cultura viva dentro de un inmenso territorio agreste vinculado por su paisaje repleto de cactáceas, monumentales montañas y dos mares que con la luz del día se pintan de intensos colores.