La Encuesta sobre Percepción Pública de la Ciencia y la Tecnología en México 2017, la cual busca medir el conocimiento, entendimiento y la opinión de las personas al respecto de la ciencia y la tecnología nos hace saber que sólo 8.4% de la población tiene un interés muy grande por los nuevos inventos, descubrimientos científicos y desarrollo tecnológico, pero el mismo estudio también nos deja saber que 92.2% de la población está de acuerdo con que es necesaria una mayor inversión gubernamental para el impulso de la investigación científica.

Esto es un reto para los periodistas, pero también una oportunidad a la vista, por un lado, poder trabajar con los datos que nos proporciona la ciencia y la investigación es una forma clara y precisa de contestar las preguntas de la población, y al mismo tiempo, se puede lograr la apropiación de la ciencia.

Justamente el papel del periodismo como una herramienta de cambio y muchos otros temas se discuten en el VI Seminario Iberoamericano de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación, organizado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) con el apoyo del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT).

“México es un país donde una buena parte de la población se empieza a interesar en la ciencia, ya sea a través de la lectura de artículos en impresos, de programas científicos en formato televisivo o de estar atentos en las redes a los temas científicos. Sin embargo, una buena parte de la población todavía se encuentra muy ajena al tema científico y consideran que eso es algo que sólo le corresponde a quienes están en los laboratorios, en las aulas y las universidades”, expresó Enrique Cabrero, director del Conacyt en entrevista.

Dijo que lo que necesitamos es inculcar en el ciudadano de nuestro país este afán e inquietud por la cultura científica y que además seamos cautos con la información que se genera, “tenemos que corroborar la información y verificar las fuentes”, y agregó que en ese sentido el periodismo se presenta como una herramienta: “Estoy confiado en que cada vez más, con la ayuda de los periodistas científicos vamos a lograr ese cambio en la cultura y actitud de los ciudadanos”.

Por su parte, durante la inauguración del Seminario en las instalaciones de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, el doctor José Franco, coordinador general del FCCyT expresó que este sexto seminario, cierra un ciclo en esta administración en donde la divulgación de la ciencia ha tomado un papel muy importante, luego de entender la necesidad de comunicarla.

“Un país que desee transitar hacia la sociedad del conocimiento tiene que contar con canales de transmisión en dos sentidos, de los científicos hacia la sociedad y de la sociedad hacia el sistema y en ese sentido el periodismo de ciencia de los últimos años ha madurado mucho en México, el papel que está jugando esta área es cada vez más importante y esperemos que en la próxima administración este papel se incremente de manera muy importante”.

También enfatizó la relevancia de que esta fuente crezca en los medios privados “las empresas dedicadas al periodismo tienen que ver a la ciencia como un elemento importante para su público, es decir, tener una oferta de conocimiento para ellos, eso varía mucho de empresa a empresa y es difícil medir el avance, no podemos ver una pendiente clara, pero definitivamente hay un decidido interés por tener información de este tipo de manera cotidiana”.

Un nuevo ritmo para el periodismo de ciencia

El doctor Cabrero aseguró que el Conacyt ha sido un promotor y convocante de este tema, pero no es el único que ha buscado profesionalizar el periodismo científico a lo largo de estos seis años. “Hemos encontrado en los periodistas interesados un eco importante, una muy fuerte vinculación, muchas ganas de trabajar con el consejo, y también entre ellos —por ejemplo, se dio la creación de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia—, además están motivados por ampliar las redes internacionales del periodismo científico mexicano con otras áreas”.

Todas las actividades alrededor de este esfuerzo ha permitido poner ritmo, dijo el funcionario, “esto ha ayudado a integrar más a la comunidad interesada por este tipo de periodismo y creo que ha sido muy exitoso (...) El Conacyt es la institución promotora de la política científica y tecnológica de este país, pero en realidad es de la comunidad de periodistas de ciencia la responsabilidad de apropiarse del tema, siguiendo de cerca a las autoridades de Conacyt, las comisiones de ciencia y tecnología en el Senado y en Cámara de Diputados, al Foro Científico y Tecnológico, a la Academia Mexicana de Ciencias y todas las instituciones involucradas en el quehacer científico del país”.

Dijo que no tiene duda en que la próxima administración va a seguir adelante con los esfuerzos. “En las expresiones del equipo que entrará al Conacyt y las pláticas con la doctora Álvarez Buylla, me parece que al igual que esta administración de Conacyt, ella también tiene una idea muy clara de seguir promoviendo el tema de la comunicación científica, en ese sentido, yo creo que va a haber un eslabonamiento de esfuerzos, evidentemente cada administración imprime un énfasis y estilo”.

Concluyó reconociendo la labor periodística “creo que han sido una comunidad muy activa y eso le hace mucho bien a la política de ciencia y tecnología y a todas las instituciones que se comprometen cada vez más con este sector”.

Además de este seminario, fue inaugurada la Semana de Ciencia y Tecnología, que por primera vez se desarrolla en Puebla, a la par de las sedes en Ciudad de México, Estado de México y Nayarit, este año, promoviendo la prevención de desastres.

[email protected]