El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, “está llevando adelante políticas muy semejantes a las de los presidentes de derechas”, apuntó el rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, David Fernández Dávalos, en una ponencia que dictó en el Centro Ignaciano de Espiritualidad, difundida por la propia universidad.

El rector de la Ibero reconoció que el mandatario “aplica de manera disciplinada las fórmulas económicas neoliberales, como son: el control de la inflación, que se ha logrado muy bien, reconoció; la continuidad en la privatización de sectores estratégicos y las facilidades a los proyectos extractivos, de los que dijo que más no, pero que se iban a respetar todos los proyectos extractivos existentes”.

En dicha conferencia, el rector jesuita detalló que López Obrador “está empujando una política energética centrada en los hidrocarburos, por ejemplo, petróleo, gas y la nueva refinería; cuando hoy en día los gobiernos progresistas estarían buscando energías verdes y no contaminantes, como la eólica o la marina”.

Retroceso en logros democráticos

Fernández Dávalos, ex director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro y acreedor del Premio Human Rights Watch, en 1996, por su labor en la promoción y defensa de los derechos humanos en México, criticó los ataques del presidente a la sociedad civil.

“Ha atacado a la sociedad civil, al descalificar a las organizaciones sociales, al decir que han vivido del financiamiento público y al estar debilitando a los organismos autónomos que ha costado mucho trabajo construir para la democracia, como el Instituto Nacional Electoral, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación o la Comisión Reguladora de Energía, “instrumentos que hemos creado a lo largo de por lo menos 30 o 40 años para acotar el poder, y que para él han resultado onerosos, caros, ineficaces y en favor de los poderosos”, dijo el rector.

Contra el Poder Judicial y la prensa "fifí"

David Fernández señaló también que López Obrador “ha atacado al Poder Judicial, y generó un odio muy importante en el país en contra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

También generan animadversión sus ataques a la prensa libre y crítica, a la que califica de ‘fifí’. Y tiene alianzas con los sectores más conservadores de las Iglesias evangélicas; “y no es que sea este un problema de ecumenismo, porque tienen mi respeto otras creencias; es un tema político”.

Todo el poder a las fuerzas armadas

Fernández Dávalos dijo que es muy preocupante el “papel relevante que ha dado a las fuerzas armadas en todos los terrenos de la vida pública”.  Además de la creación de la Guardia Nacional que, “hemos insistido mucho en que ese es un error”, van a administrar recursos públicos para construir el aeropuerto de Santa Lucía, para distribuir los libros de texto y para distribuir los medicamentos en la crisis importante que se va a tener.

Asimismo, empiezan a tener una actuación importante en la vida pública, constituyéndose en actores civiles y políticos, por lo que “se está alterando la relación tradicional que teníamos entre los militares, los sectores civiles y el gobierno civil”, concluye el rector.

Con información de la Ibero.

[email protected]